TORONTO, 5 de abril.- Masahiro Tanaka lanzó siete entradas para ganar en su debut en las Grandes Ligas, y los Yanquis derrotaron 7-3 a los Azulejos.

Pese a que saltó a la loma ganando ya 2-0, su tercer pitcheo fue enviado del otro lado por Melky Cabrera, pero el japonés mostró aplomo para retirar a los siguientes tres.

Nueva York tomó de nuevo la ventaja y maltrató al abridor Dustin McGowan (0-1), con dos carreras en la tercera que vinieron luego de un reto ganado por el manager Joe Girardi.  El novato Yangervis Solarte, quien se fue de 5-2 con tres empujadas, pegó un doble productor de dos tras la revisión del video.

A partir de entonces Tanaka se mostró dominante: en su labor permitió tres carreras, dos limpias, y seis hits; no dio bases por bolas y ponchó a seis.

Blackmon se fue de 6-6

El jardinero Charlie Blackmon empató un récord del equipo con seis hits y los Rockies  arrollaron 12-2 a los Diamantes de Arizona en el partido inaugural de Colorado como local.

Blackmon se fue de 6-6 con tres dobles, un jonrón de dos carreras y un total de cinco remolcadas. El único jugador de los Rockies con seis imparables en un encuentro había sido el venezolano Andrés Galarraga frente a Houston el 3 de julio de 1995.