BOSTON, 4 de abril.-Lyle Overbay rompió el empate con un doble de dos carreras en la novena entrada ante Edward Mujica, y los Cerveceros de Milwaukee vencieron ayer 6-2 a los Medias Rojas en el primer juego de Boston en el Fenway Park desde que ganaron la Serie Mundial en octubre pasado.

El mexicano Marco Estrada abrió el partido por los Cerveceros y, a pesar de tener una sólida actuación en casi seis entradas, salió sin decisión.

Durante una ceremonia de casi una hora previa al partido, jugadores de Medias Rojas, que jugó por primera vez en casa desde que se coronaron en la Serie Mundial en octubre pasado,  recibieron sus anillos tras ganar su tercer campeonato en diez años.  Además en el festejo participaron exjugadores como Pedro Martínez, Mike Lowell y Jason Varitek; así como sobrevivientes y familiares de las  víctimas del atentado al Maratón de Boston el año pasado.

“Fue un día muy especial para nosotros”, expresó Will Middlebrooks, antesalista de Medias Rojas. “Fue emocionante. Para todos los que formamos parte de esto en 2013”, agregó el pelotero, quien pegó cuadrangular.

Pero después, los Cerveceros pusieron fin a la racha de Boston de nueve triunfos en fila en el primer juego en casa de la campaña.

Khris Davis consiguió doble ante el venezolano Mujica (0-1), quien hizo su debut con Boston, y llegó a tercera cuando Scooter Gennett se embasó en toque de sacrificio. Overbay conectó batazo de dos bases al derecho para conseguir ventaja de 4-2, avanzó a tercera en el tiro del jardinero y anotó gracias al cuarto sencillo del dominicano Carlos Gómez en el encuentro.

El dominicano Aramis Ramírez agregó un imparable productor para sellar el triunfo de los Cerveceros.

Mujica, quien durante gran parte de la temporada pasada fue el cerrador de Cardenales de San Luis,  firmó con Medias Rojas por dos años y 9.75 millones de dólares.

Por los Cerveceros, Ryan Braun, apareció como bateador designado y no pegó imparable en cinco turnos. Fue abucheado en cada uno de ellos, en su primer juego fuera de casa tras una suspensión de 65 encuentros la campaña anterior por dopaje.

 Cuatro días antes, los aficionados de Milwaukee ovacionaron al Jugador Más Valioso de la temporada 2011.

En la loma, el mexicano Marco Estrada tuvo una apertura de  calidad con un trabajo de cinco entradas y dos tercios en los que admitió dos carreras, una limpia, y cuatro hit. Ponchó a seis enemigos y regaló tres boletos.

El triunfo fue para Brad Kintzler, tercer lanzador de Cerveceros, quien retiró un episodio.

El venezolano Francisco Rodríguez ponchó a uno y terminó el partido.

“Éste es un lugar realmente intimidante”,expresó el manager de Cerveceros, Ron Roenicke. “La adrenalina que fluye en este lugar es increíble”, agregó sobre el encuentro jugado en el Fenway Park, que se jugó ante un lleno.