CIUDAD DE MÉXICO, 4 de abril.- El brasileño Ronaldinho volvió a sentir el cariño de los aficionados, luego que en el duelo ante Santa Fe correspondiente a la Copa Libertadores, un niño burló la seguridad para meterse a la cancha y abrazar a su ídolo.

Luego de un despeje de la defensa de Santa Fe que llegó al otro lado del área, se vio correr a un niño por el costado izquierdo, pisó el acelerador y se dirigió hacia dónde se encontraba el astro brasileño, lo abrazó por unos segundos. Después, los guardias de seguridad acompañaron al aficionado.

Al finalizar el duelo, Ronaldinho intercambió playera, momento para que algunos aficionados entraran al terreno de juego para llevarse un recuerdo del brasileño.

El actual campeón de la Copa Libertadores, Atlético Mineiro, empató 1-1 en su visita al Santa Fe colombiano y se clasificó a los octavos de final del torneo. El conjunto brasileño se puso adelante en el marcador por conducto de Guiherme al 7’, pero Jefferson Cuero logró la igualada al 62’.

ald