CIUDAD DE MÉXICO, 4 de abril.- Los italianos Giuseppe Farina y Luigi Fagioli, junto al inglés Reg Parnell, se encuentran en el libro de la historia de la Fórmula 1 tras ocupar el primer podio de un Gran Premio, el de Gran Bretaña, disputado el 13 de mayo de 1950. De aquellas épocas, en las que los pilotos competían con las mínimas medidas de seguridad y con presupuesto que no rebasaba los miles de dólares poco queda. El GP de Bahréin será el reflejo de lo que se ha convertido la Fórmula 1 cuando se dispute este fin de semana la carrera número 900 de la categoría.

El trazado de Sakhir también estará de festejo, con su décimo aniversario como sede del Gran Circo, y para ello prepararon la primera prueba nocturna en su circuito; la tercera de este tipo en el calendario junto a Singapur y Abu Dhabi.

Pero el que la serie reina del deporte motor busque más carreras de noche es sólo una muestra de cómo las cosas han cambiado.

La Fórmula 1 busca sobrevivir tras dos carreras en que los fanáticos no han salido convencidos; y es que, de utilizar los poderosos motores V12, ahora se corre con plantas de poder V6 turbocargadas que generan poco ruido, lo que para algunos significa la pérdida de su esencia. 

En los últimos 25 años, el denominado Gran Circo dejó de ser un deporte de escuadras privadas para dar paso a las grandes corporaciones. Los nombres de Bruce McLaren, Ken Tyrrell o Giancarlo Minardi quedaron relegados por Renault, BMW, Honda, Toyota, Jaguar, Mercedes, Red Bull, entre otras que arribaron con el objetivo de posicionar su marca con base en sus chequeras. Sin embargo, pocas tuvieron éxito a pesar de inversiones cercanas a los 450 millones de dólares anuales.

Los remolques que daban cobijo a los pilotos en las horas muertas en la década de los 60 y 70, se cambiaron por flamantes y caros motorhomes para recibir a los hombres más ricos del mundo.

Los pequeños garajes donde se desarrollaban los coches pasaron a ser grandes fábricas. Todo ello ante el control de un hombre, el inglés Bernie Ecclestone, quien transformó un pasatiempo en uno de los negocios más redituables del mundo al llevar la comercialización de los derechos de televisión a una escala global.

Los circuitos son algo que poco perdura de aquel 1950. Silverstone (Inglaterra), Mónaco, Spa-Francorchamps (Bélgica) y Monza (Italia), son los únicos trazados sobrevivientes de aquel primer calendario de únicamente siete fechas; nada comparado con las 19 de esta campaña.

Button llega a 250

El  inglés Jenson Button también  estará de plácemes cuando este fin de semana realice su carrera número 250, 80 de ellas al lado de la escudería McLaren, y con una cifra que lo pone como el quinto competidor con más arrancadas en la historia. El brasileño Rubens Barrichello domina este departamento con 322 salidas.

Button inició en la Fórmula Uno en 2000 dentro de la escudería Williams, y tardó 113 grandes premios en obtener su primera victoria, Hungría en 2006, cuando militó para British American Racing.  Tres años más tarde logró su  único título mundial con el equipo Brawn GP.