CIUDAD DE MÉXICO, 4 de abril.- Ricardo Antonio La Volpe no tardó en asimilar su estancia en Chivas, pero también sabe que está viviendo su última oportunidad para trascender cómo técnico, ya que de no obtener resultados positivos a mediano plazo dejará atrás su papel como estratega para buscar convertirse en director deportivo: un sueño que ha venido postergando.

Los jugadores están trabajando para el Guadalajara y yo les pido que me ayuden, pero si en año y medio las cosas no dan resultado me retiro, y lo tengo claro. Eso ya está firmado: yo creo que a estas alturas ya estoy para ser director general”, adelantó en entrevista a Excélsior.

La Volpe no sabe cuánto tiempo va a durar en Chivas, pero lo que sí tiene claro es que el conjunto tapatío será el último al que dirija.

Estuve como cinco años en Atlante desde el 96 al 2000, permanecí en Atlas, en América duré y en la Selección Mexicana fueron cuatro años. Uno pierde batallas, ustedes los medios le llaman fracasos, pero ahí está mi currículum. ¿Cuánto voy a durar en Chivas?, la verdad no sé, porque no soy mago. Yo sólo vine a trabajar”, insistió.

Por un tiempo se alejó de los campos de entrenamiento para probar suerte como analista en los medios de comunicación; sin embargo, éstos siguen pareciéndole ajenos. Aun así, el técnico rojiblanco sabe que en este momento él necesita tanto de Chivas como el equipo de él.

Yo estoy para hablar de futbol y no de otras cosas, porque ya los conozco a ustedes. Sólo puedo decir que Chivas y yo tenemos que hacer fuerza entre ambas partes para hacer de esto una sinergia exitosa”, consideró.

El tiempo le ha hecho ver a La Volpe muchos de sus errores, por lo que ahora está consciente que debe poner el ejemplo en muchos aspectos que han sido su talón de Aquiles durante su trayectoria.

Como punto número uno hoy tengo que levantarme temprano para no llegar tarde, el señor Francisco Palencia me lo recalcó, porque hay una fama de que yo hacía esperar una hora a los jugadores cuando yo llegaba 11:30 y me equivocaba. Punto número dos: sé que debo tener un buen trato con el jugador, ya aprendí. A los 60 años no me gusta discutir tanto con el jugador, y punto número tres, requiero que el jugador me entienda y sepa cuándo vamos a jugar con los diferentes esquemas”, explicó el estratega.

Tiene un plan para reforzarse

Aunque faltan cuatro fechas para que concluya el Clausura 2014, el Bigotón ya visualiza lo que será la siguiente campaña en la que se atravesarán, a su consideración, varias dificultades, como el draft de jugadores.

“La verdad es que si adentro no puedo desarrollar un equipo tendré que buscarlo afuera, pero el problema que tiene Chivas es que en dos días tiene que solucionar esos conflictos,  porque eso dura el draft para nosotros. Los otros equipos tienen prórrogas para hacerse de extranjeros y eso significa una gran desventaja.

Yo sí puedo decir que no tenemos la captación en la República que deseamos, por ello sería bueno que ataquemos Dallas, Houston, Chicago y Miami. Vayamos a una zona en la que creo que la solución puede estar ahí. Es un punto de vista de La Volpe, después verán los altos mandos si toman o no esa opción. Yo digo que puede ser muy importante el otro lado”, consideró.

En un ejercicio de sinceridad, La Volpe reconoció que le costó darle el “sí” a Jorge Vergara, sobre todo porque le guarda un cariño especial a la afición del Atlas.

“Lo pensé varias veces. En mi última etapa en Atlas hubo cosas que nunca le dijeron a la afición. Había jugadores que querían mandar, y aquí me están dando la oportunidad de trabajar como deseo”, finalizó.