BARCELONA, 2 de abril.- La Comisión Disciplinaria de la FIFA sancionó a la Real Federación Española de Futbol (RFEF) y al Barcelona con 500 mil (unos 410.000 euros) y 450 mil francos suizos (unos 370 mil), respectivamente, por infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de jugadores menores de 18 años.

Las sanciones han sido impuestas tras las investigaciones iniciales emprendidas por FIFA Transfer Matching System GmbH (FIFA TMS) y abarca el periodo comprendido entre 2009 y 2013.

Según el artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, las transferencias internacionales de jugadores solo se permiten cuando el jugador tiene más de 18 años. No obstante, el citado artículo establece que los traspasos internacionales de menores están permitidos exclusivamente en tres supuestos, si bien estas excepciones solo se conceden previa evaluación del caso por parte de la subcomisión de la Comisión del Estatuto del Jugador.

Según la FIFA el Barcelona infringió el art. 19 con 10 futbolistas menores de edad y cometió otras violaciones respecto a otros jugadores, entre ellas, algunas relacionadas con el anexo 2 del reglamento.

Para la Comisión disciplinaria de la FIFA se trata de infracciones graves y decidió sancionar al club con una prohibición de realizar traspasos tanto nacionales como internacionales durante dos temporadas consecutivas completas y una multa de 450 mil francos suizos. Asimismo, se ha concedido al club un plazo de 90 días para regularizar la situación de todos los jugadores menores afectados.

Respecto a la RFEF, la Comisión Disciplinaria determinó que esta federación también violó el art. 19 del reglamento y otras disposiciones relativas a la transferencia y primera inscripción de algunos menores. En este sentido, se impuso a la RFEF una multa de 500 mil francos suizos y se le concedió un periodo de un año para que modifique su marco regulatorio y el sistema de transferencia de menores vigente.

Por otra parte el máximo organismo del futbol internacional dictó una advertencia contra la federación y el club, de conformidad con el art. 14 del Código Disciplinario. 

Barcelona presentará recurso

El Barcelona no comparte la sanción impuesta por la FIFA, que le impedirá realizar contrataciones hasta el verano de 2015, y está dispuesto a presentar un recurso por una serie de infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de jugadores menores.

El Barcelona mantiene una reunión al máximo nivel, con el presidente Josep Maria Bartomeu a la cabeza y se espera una comunicación oficial.

El club azulgrana recibió con estupor la comunicación, porque considera que más allá de condicionamientos futbolísticos, el Barça forma personas desde el ámbito educativo en su residencia de 'La Masia'.

Somos referencia mundial en este ámbito", aseguró un portavoz de la entidad azulgrana. El paradigma de todo este asunto sería Leo Messi, quien con esta normativa, no podría haberse formado en 'La Masia' y en general supone poner en jaque el modelo de formación del club catalán.

Todo parte de dos denuncias anónimas realizadas a la FIFA y el Barça ya presentó un informe de sus servicios jurídicos hace unos meses.

En diciembre pasado, el entonces vicepresidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, participó en un foro de debate en Marraquech coincidiendo con el Mundial de Clubes en el que expresó sus temores por lo que hoy se ha convertido en una sanción para el Barcelona.

En unas declaraciones realizadas entonces a 'Mundo Deportivo', Bartomeu reclamó el papel de centros como La Masia por la importancia integral que tienen en la formación de jóvenes futbolistas, no solo desde el punto de vista deportivo.

"Estos centros deberían tener una exención para que esos deportistas pudiesen venir aquí a formarse como hasta ahora, porque al final lo que hacemos es formarlos y darles valor. Ganan valor ellos y también sus federaciones, porque al final disfrutarán de esos jugadores en sus selecciones. Gana el futbol", insistió.

La idea de Bartomeu, hoy presidente del Barça, es que existiera una especie de certificación de excelencia para este tipo de centros tal y como existe para los estadios o los centros médicos.

"Sería algo a tener en cuenta que hubiese centros formativos acreditados en los cuales la propia FIFA controlase que efectivamente los niños reciben la formación adecuada", recordó Bartomeu.

ald