MONTEVIDEO, 31 de marzo.- El Consejo Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), que preside Sebastián Bauzá, anunció hoy su dimisión en pleno a raíz del conflicto surgido en el país por la violencia en los estadios, que ha llevado al Gobierno a retirar a la policía de los principales recintos deportivos.

Los hechos de pública notoriedad acontecidos en los últimos tiempos demuestran la necesidad de dar un paso al costado y permitir que otras visiones políticas otorguen gobernabilidad al fútbol", afirma la directiva de la AUF en una carta enviada a los clubes uruguayos y difundida en su página web.

Los ejecutivos de la asociación, que terminaban su gestión después del Mundial de Brasil, señalan que "el fútbol necesita tomar decisiones y las condiciones político-institucionales actuales no permiten hacerlo".

El Consejo Ejecutivo ha trabajado con el único objetivo de beneficiar al fútbol y, hoy, está instalada la clara percepción de ser un obstáculo para continuar esta línea de trabajo", agrega la nota.

El comunicado se despide con un agradecimiento a todos los que "apoyaron" la gestión de los miembros de la directiva, que dicen sentirse "orgullosos" por el trabajo que han realizado con "el mayor empeño" en los casi cinco años en que Bauzá ha presidido la AUF.

La dimisión se produce después de que el pasado jueves el presidente de Uruguay, José Mujica, anunciara que retiraba la custodia policial de los estadios de los dos principales clubes del país, Nacional (el Parque Central) y Peñarol (el Estadio Centenario).

Mujica justificó su determinación por los recurrentes incidentes violentos registrados en los últimos años en esos recintos futbolísticos, el último de ellos en el partido del miércoles pasado entre el Nacional y el argentino Newell's Old Boys correspondiente a la quinta jornada del grupo 6 de la Copa Libertadores.

Los enfrentamientos al final de ese encuentro dejaron un saldo de 40 hinchas detenidos y 13 policías heridos.

La Confederación Sudamericana de Fútbol abrió un expediente por los incidentes y porque seguidores del Nacional utilizaron bengalas durante el partido y el equipo uruguayo enfrenta la posibilidad de una dura sanción económica.

FIFA abrirá investigación

La FIFA abrirá una investigación para determinar el rol del gobierno uruguayo en el asunto, ya que la Conmebol informó que las presiones sobre la AUF provienen de un grupo empresarial que tiene ciertos vínculos con el gobierno.

En caso de confirmarse dicha versión, el órgano rector del futbol en el mundo suspendería la afiliación de la AUF y los charrúas estarían fuera de la Copa del Mundo.

cmb