CIUDAD DE MÉXICO, 29 de marzo.- El guardameta mexicano del Ajaccio, Guillermo Ochoa, fue clave para que su club mantuviera el empate 2-2 ante el Toulouse, al atajar varias jugadas de peligro y en la recta final detuvo un penal.

A los cuatro minutos del encuentro disputado en el estadio François Coty, el centrocampista de los “Osos”, Ricardo Faty, anotó el primero del partido luego de rematar de cabeza tras un centro de Benjamin André y poner el 1-0.

Ajaccio mantuvo el buen juego en los primeros minutos, pero al 18’, Ochoa empezó hacerse presente en el partido, cuando paró una clara oportunidad para los visitantes y evitar el empate.

Diez minutos después de la última oportunidad de gol del Toulouse, el guardameta mexicano volvió hacer acto de presencia cuando desvió el esférico hacia el poste y negarle la igualada, de nueva cuenta, al equipo visitante.

Al 33’, Ajaccio encontró la oportunidad de atacar a los dirigidos por Alain Casanova y fue el argelino Mehdi Mostefa quien sacó un tiro con dirección al arco rival, donde el esférico terminó en las redes de la portería defendida por Zacharie Boucher.

Con el 2-0 a su favor, el equipo de Christian Bracconi, se confió y al minuto 36, el guineo Issiaga Sylla recortó la distancia y consiguió el 2-1, en el marcador, luego de que Ochoa dejó el balón muerto en el área, tras un tiro que fue aprovechado por el defensor.

El primer tiempo terminó con el marcador a favor de Ajaccio, pero para la parte complementaria, tras unos minutos sin llegadas y el juego concentrado en media cancha, al 60’, Clement Chantôme anotó el empate.

Los minutos restantes fueron vitales para ambos equipos, buscando el gol que les diera la victoria, pero fue Toulouse el que género más peligro, incrementando los tiros a Ochoa, quien desvió a tiro de esquina o fuera del área.

En tiempo de compensación, le marcaron una falta dentro del área al Ajaccio, decretando penal a favor de los visitantes, el cual atajó “Memo” Ochoa para obtener un punto a favor de equipo.

fdr