BILBAO, 29 de marzo.- El Atlético de Madrid se consolidó en el liderato, ofreciendo un buen partido en el Estadio de San Mamés, al derrotar al Athletic de Bilbao por 2-1 después de ir abajo y darle la vuelta al marcador en calidad de visitante.

El cuadro bilbaíno abrió el marcador con un gol de “vaselina” de Iker Muniain, ante la salida de Thibaut Courtois. Sin embargo, Diego Costa empató en la segunda ocasión clara que tuvo ante Gorka Iraizoz, y más tarde Koke puso el gol del triunfo rematando en el área pequeña una incorporación por la izquierda de Filipe Luis.

El partido empezó muy dinámico, lo que se reflejó con la temprana anotación local al minuto seis. San José buscó en largo a Aduriz, el ariete ganó la posición a Godín y tocó el balón para la carrera de Muniain, que llegó desde la banda contraria antes que Juanfran y levantó el balón por encima de Courtois.

Diego Costa, falló en la primera ocasión que tuvo frente al arco. Un claro mano a mano ante Iraizoz que estrelló en un codo del guardameta.

Pero en la segunda acertó. Una ingenua pérdida de Iturraspe ante la atención de Koke terminó en otra aproximación de Costa en la que no perdonó.

Se cumplíó el minuto 22 y las cosas volvían a equilibrarse. Aunque con la sensación de que el Athletic no podía frenar al ariete hispano-brasileño y que el Atlético acabó por aprovechar.

El descanso llegó y ambos se equipos se fueron a los vestidores con la igualada.

En el minuto 49 llegó una jugada polémica. Una caída de Diego Costa ante Laporte que pareció penalti claro y que el silbante no sancionó.

A pesar de la decisión arbitral, el Atlético siguió intentando y minutos después puso el 1-2 con un remate de cabeza de Koke en el área pequeña, a centro de Filipe Luis.

El Bilbao intentó depertar por medio de Toquero, quien buscó la pena máxima que al final no se le otorgó y posteriormente con un centro que remató Adururiz, para que el arquero colchonero se luciera con una gran atajada.

El resultado mantiene como líder al Atlético, a pesar del triunfo del Barcelona ante el Espanyol. Por su parte el Bilbao queda en la cuarta plaza de Champions, donde aún mantiene una ventaja considerable de seis puntos respecto al Sevilla, aunque deberá esperar los resultados del Villarreal y la Real Sociedad para saber su posición al final de la jornada.

fdr