CIUDAD DE MÉXICO, 29 de marzo.- La medallista olímpica, Laura Sánchez se encuentra motivada para encarar el selectivo nacional y realizar su mejor actuación en la Copa del Mundo, después de las dos finales individuales y dos preseas en clavados sincronizados que obtuvo en la Serie Mundial.

“Siempre es un sueño ir a una competencia importante, llámese Copa del Mundo, Mundial, Juegos Olímpicos o Centroamericanos y regresar con una medalla.

La atleta nacida en Guanajuato no se conforma y buscará el doblete de medallas, por lo que la preparación deberá ser intensa.

Sé que la competencia va a estar muy fuerte, que tengo que entrenar todavía más para poder soñar y a lo mejor no es una, son dos medallas y el entrenamiento y todo tiene que ser más fuerte para llegar en mejor forma en todas las competencias', dijo Sánchez.

Sánchez, que encabezó a la delegación mexicana y fue la principal figura de nuestro país en las series de Beijing y Dubái, competirá nuevamente en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), en donde no lo hacía desde enero de 2011.

Regreso muy contenta con el trabajo que se hizo en la Serie Mundial, creo que empezamos bien el año, mejor que el año pasado y eso me llena de motivación para echarle más ganas a lo que viene, este va a ser un año largo, la temporada termina hasta noviembre y me da gusto que las cosas se estén dando bien desde ahorita', sentenció la atleta.

La clavadista entrará en acción en sincronizados junto a Arantxa Chávez, quien es entrenada por Iván Bautista, y lo hará también de manera individual en la prueba de tres metros.

Se tiene previsto que el próximo 2 de abril se instale en el CDOM el equipo dirigido por Francisco Rueda, donde entrenará hasta el inicio del selectivo, que se llevará a cabo del 11 al 13 del mismo mes en el mencionado centro deportivo.

El equipo de Guanajuato que participará en la prueba de tres metros lo conforman también Daniela Ramírez, Vianney Hernández, Paola Pineda y Carlos Moreno, mientras que en la competencia de 10 metros estará Jonathan Ruvalcaba y Víctor Gil.

fdr