CIUDAD DE MÉXICO, 28 de marzo.- El mexicano Javier Aguirre, director técnico del Espanyol, dijo que su equipo intentará competir en el “derbi” del sábado ante Barcelona y ganar, en busca de seguir aspirando a un puesto en torneos europeos.

“Vamos a intentar competir y ganar. Estamos contentos con los 40 puntos y tenemos ganas de cerrar de una vez por todas el objetivo”, que es asegurar la permanencia, declaró en rueda de prensa en la ciudad española.

No podemos jugar de otra manera que no sea jugar cada balón como si fuera el último, imponer nuestro ritmo en casa. La empresa no va a ser fácil, pero en nuestra afición hay mucho optimismo para el partido y muchas ganas de ganar”, respondió el “El Vasco” a la pregunta del cómo se desempeñarán sus dirigidos.

En palabras del timonel, “los periquitos” deberán tener “un equilibrio emocional brutal, porque el ambiente va a ser agradable y favorable, pero nos puede jugar una mala pasada y que la víscera esté por encima del razonamiento. Se puede dar un buen coctel para ganar el partido”.

Los “blaugranas” marchan en el segundo lugar de la tabla general con 72 puntos y han levantado su juego desde la derrota 1-0 del pasado 8 de marzo contra Valladolid, pues ligan cuatro victorias, la más reciente 3-0 sobre Celta de Vigo el pasado miércoles en el Camp Nou.

Es un equipo que tiene grandísimos jugadores, campeones del mundo, de Champions, goles por todos lados, récords cada semana. Siempre estará en las quinielas de los tres o cinco mejores equipos del mundo. Pero no nos sentimos inferiores de antemano”, expresó Aguirre.

Cuestionado respecto a su futuro en el club, dijo que el resultado de este partido no condicionará nada, “pero tanto Joan Collet (presidente del Espanyol) como yo, tenemos muy claro el momento en que nos tenemos que reunir, las circunstancias a analizar y que no depende de 90 minutos”.

En las cinco jornadas de la Liga de España más recientes, Espanyol suma ocho de 15 unidades posibles para situarse en el octavo puesto general con 40, a nueve de Real Sociedad, en busca del último sitio para jugar la próxima Europa League.

De los últimos cinco derbis catalanes jugados en el estadio Cornella El Prat, casa del equipo “blanquiazul”, Espanyol ha logrado tres empates y dos derrotas, siendo la más reciente victoria frente a los “culés” el 3-1 conseguido el 13 de enero del 2007.

El técnico de 55 años, originario de la Ciudad de México, concluyó: “queremos que el derbi se quede en casa. Le debemos un gran triunfo ante nuestra afición”.

ald