CIUDAD DE MÉXICO, 28 de marzo.- El castigo a los taekwondoínes Uriel Adriano y Damián Villa se le empantanó a las autoridades deportivas de México, primero por la falta de claridad para explicar los hechos, luego por no haber notificado oficialmente a los atletas y finalmente porque el área de comunicación social de Conade anunció un castigo impuesto por un organismo diferente, la federación de taekwondo (Femextkd).

Todo comenzó el miércoles por la noche, cuando el área de comunicación de Conade anunció que Adriano y Villa habían cometido una “indisciplina” y como castigo no viajarían al abierto de República Dominicana.

Adriano, a través de su representante, mandó un comunicado en el que justifica la indisciplina: pidió permiso a los entrenadores para ir a su casa, pero la solicitud fue sólo de palabra y no recibió autorización (según el entrenador nacional Rosendo Alonso).

Adriano se ausentó tres días y eso es motivo suficiente para castigarlo, pero ni la Conade ni la Femextkd contaban con que el atleta haría pública su verdad.

Eso destanteó a las autoridades, por lo que Jesús Mena, director de Conade, llamó a Juan Manuel López, presidente de la Femextkd, para pedirle que arreglara la situación.

Es importante que se sienten a la mesa ambas partes porque hay una desinformación, le marqué al presidente de la federación para que se reuniera con los entrenadores y atletas para que esta situación se aclare”, dijo Mena.

La desinformación se generó porque la Femextkd sólo avisó de palabra a los deportistas, pero al ser presionada por Conade entregó, con fecha de ayer (27 de marzo) la notificación oficial.

Sin que el proceso estuviera concluido, el área de Comunicación Social de Conade se apresuró a hacer público el castigo.

Al día de hoy yo no tengo un documento que me diga lo sucedido, habrá que revisar con Comunicación Social cómo fue el procedimiento”, dijo Othón Díaz, subdirector de calidad para el deporte de Conade. “Creo que trabajamos en equipo, pero de alguna manera ayer hubo un mal entendido”, admitió el directivo.

Ayer por la mañana la Femxtkd saldó su error y notificó por escrito a los deportistas de la sanción, aunque con una falla de escritura al colocar una fecha de mayo cuando el evento es en abril.

Adriano y Villa recibieron el escrito y no protestaron, conscientes de que el error original fue de ellos.

Después del Abierto de Estados Unidos les dijimos que tenían que estar aquí el miércoles siguiente, Uriel pidió permiso al entrenador Bang y se le dijo que se dirigiera a la federación. Nosotros damos fe de que no solicitó nada ni él ni Villa”, explicó Rosendo Alonso, entrenador nacional. “Nadie está por encima de otro para ausentarse y decir no vengo a entrenar porque no quiero”, finalizó.