SAN SEBASTIÁN, 27 de marzo.- La Real Sociedad logró una sufrida victoria ante un buen Real Valladolid que dominó la segunda mitad pero que no pudo equilibrar el bello tanto del mexicano Carlos Vela, que otorga a los guipuzcoanos tres importantes puntos en la lucha por estar el año que viene en Europa.

El Valladolid, acuciado por su situación clasificatoria, fue a morder a Anoeta y en los primeros minutos puso en algunos apuros la portería local, con Jefrén y Larsson muy activos.

Después de unos instantes iniciales de desconcierto la Real tomó el mando del partido y, con Sergio Canales como patrón de la nave, comenzó a llegar con mucho peligro al territorio de Jaime.

Avisó primero el suizo Seferovic y en el minuto 23 llegó el gol de Carlos Vela, previa asistencia de Rubén Pardo para que el mexicano lograra su tanto número 12 con una preciosa vaselina con la que eludió la salida de Jaime.

Canales estaba desatado en el tramo final del primer tiempo y suyas fueron las siguientes ocasiones de gol para su equipo, sobre todo un disparo lejano e intencionado que Jaime abortó con una excepcional estirada para evitar un tanto que se cantaba en el estadio guipuzcoano.

El Valladolid no tenía ya más salida que ir a buscar la puerta de Bravo, se creció en la segunda mitad y tuvo la gran ocasión del empate en el minuto 57, después de una ruptura de Larsson con pase a Óscar que sólo ante el cancerbero chileno estrelló en su cuerpo su remate.

Óscar se convirtió en el principal peligro para una Real que delegaba en Vela todos sus argumentos ofensivos y el centrocampista vallisoletano dispuso en sus botas del empate instantes después en un remate que salió ligeramente desviado.

El público de Anoeta se aprestó a sufrir porque cada acometida del Valladolid se veía como una clara ocasión de equilibrar el choque, los blanquiazules estaban o bien sin fuerzas o sin confianza y se echaron atrás en defensa del marcador favorable que finalmente y con mucho sudor lograron.

cmb