MONTEVIDEO, 27 de marzo.- Cuarenta seguidores del Nacional están detenidos y 13 policías resultaron heridos tras los incidentes registrados al finalizar el partido que el equipo uruguayo perdió por 2-4 frente al argentino Newell's Old Boys y que supuso su eliminación anticipada en la Copa Libertadores de América.

Entre los detenidos hay 23 mayores de edad y 17 menores que fueron puestos a disposición de la Justicia, informó hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.

Los mayores incidentes se registraron en la tribuna del estadio Centenario que albergó a los seguidores más violentos del Nacional.

Al finalizar el partido, esos aficionados quisieron retirarse rápidamente desconociendo un acuerdo previo entre las autoridades del Ministerio del Interior y los encargados de la seguridad de Nacional, según el cual debían permanecer por lo menos 20 minutos en la tribuna para permitir el desalojo de los seguidores del equipo argentino.

Como parte de los incidentes, seguidores del Nacional rompieron butacas e instalaciones de los baños que luego arrojaron a las fuerzas del orden.

Los policías resultaron con lesiones leves y alguno con pérdida de dientes.

Como parte del operativo de seguridad, fuerzas policiales acompañaron hasta la periferia de Montevideo a los autobuses que trasladaron a unos tres mil seguidores del Newell's Old Boys, que al finalizar el partido regresaron a su país.

Los seguidores de Nacional y Newell's Old Boys mantienen una vieja rivalidad y durante el partido de ida disputado el pasado mes en Rosario se registraron enfrentamientos.

Tras la derrota el equipo uruguayo quedó sin posibilidades de avanzar a la tercera fase de la Copa Libertadores de América y el argentino ratificó sus aspiraciones de clasificar dentro del Grupo 6.

ald