CIUDAD DE MÉXICO, 25 de marzo.- El área de alto rendimiento de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) pondrá a funcionar el Centro Nacional de Normas y Control de la Preparación Deportiva, un laboratorio que se instalará en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) y servirá para determinar aspectos como la mejor posición de un arquero, las patadas que debe realizar un taekwondoín, como la doble medallista olímpica María Espinoza, o la posición ideal de salto para el medallista mundial Luis Rivera.

Se han invertido 60 millones de pesos para ponerlo en marcha y deberá auxiliar a los entrenadores nacionales para que tengan mejores “cargas de entrenamiento y competencias”, de acuerdo al proyecto, al que Excélsior tuvo acceso. El objetivo es que México pueda “obtener una mejor posición en el ámbito mundial.”

El lugar tendrá departamentos de fisiología del ejercicio, bioquímica, biomecánica, psicología y nutrición. Se proyecta que cuente con equipo de última generación y los mejores especialistas mexicanos, algunos graduados en universidades de Estados Unidos y Europa.

En México podemos hacer deportes sin errores, podemos hacer campeones de laboratorio”, afirma Lalu Coreolan, director de alto rendimiento del organismo. “Con este estilo de trabajo vamos a personalizar a cada deportista, le tenemos que dar un plan mótrico y fisiológico a cada atleta, de acuerdo a su perfil”, añade el especialista.

El área pretende acabar con la constante solicitud de atletas y entrenadores de respaldar científicamente el trabajo de campo, y busca hacerlo con tres ejes: apoyar a los deportistas que están actualmente en la élite, asegurar que las nuevas generaciones de juveniles (México tiene más de 40 medallistas mundiales en los últimos cuatro años) compitan con los mejores del mundo y sentar las bases para que en el futuro se puedan establecer los perfiles más adecuados para seleccionar nuevos talentos por regiones del país.

Pretendo introducir simuladores porque hay muchos campeones que se han hecho en laboratorio”, afirma Coreolan, quien establecerá un proceso de capacitación para que los entrenadores puedan entender las conclusiones que les aporten los científicos y eso genere mayor éxito en las observaciones.

Creemos que Luis Rivera puede saltar cerca al 8.50m, pero necesitamos que sea constante”, dice Othón Díaz, subdirector de calidad para el deporte de Conade. Esa constancia significa ganar más medallas en una temporada, estar en los mejores escenarios y tener mayores ganancias; es la diferencia entre ganar por sistema o hacerlo de manera esporádica.