MIAMI, Florida, 24 de marzo.- María Sharapova tuvo que jugar a las 11 de la mañana del lunes y abrir la jornada no le sentó bien, ya que se complicó el encuentro que al final pudo ganar ante la belga Kristen Flipkens por 3-6, 6-4 y 6-1.

La tenista rusa comenzó abajo en el marcador al perder el primer set del partido de octavos de final del Masters 1000 de Miami.

Fue el segundo partido seguido en el que debe jugar tres sets en este torneo, en el que llegó  cinco veces a la final pero nunca ha podido ganarlo.

Me gusta jugar el primer partido de la jornada, pero no empecé como hubiera querido. Nada me salía bien', dijo Sharapova.

Flipkens es una jugadora veterana que por momentos la sacó de ritmo con reveses altos y tiros con slice.

Es una jugadora diferente. No hay muchas chicas que peguen el revés con slice el 90% del tiempo en los peloteos. Pero sé lo que se puede esperar de ella. No debería tomarme por sorpresa', mencinó la tenista rusa.

Sharapova regaló 36 pelotas y cometió 10 faltas dobles con su saque, pero al final impuso su categoría y terminó dominando cómodamente.

Angelique Kerber avanzó también a cuartos con una victoria sobre Ekaterina Makarova por 6-4, 1-6, 6-3.

fdr