GUADALAJARA, 24 de marzo.- Rafael Ortega, jefe de los servicios médicos de Guadalajara, informó que el delantero Omar Bravo puede trabajar ya al parejo de sus compañeros esta semana y de acuerdo a su evolución ser considerado en el “clásico nacional” ante América.

Bravo sufre de una inflamación de tendón en la inserción proximal del recto femoral del cuádriceps izquierdo, que lo ha hecho ausentarse en los partidos ante Xolos, León y Atlas.

Omar sigue con su trabajo específico tanto de rehabilitación como físico y hay muchas posibilidades de que en estos días pueda estar ya de lleno al parejo de sus compañeros, para poder ser considerado por el entrenador para este fin de semana, depende cómo se vaya sintiendo en el transcurso de la misma”, dijo.

Por otra parte, el mediocampista Antonio Gallardo ya recibió el alta médica de la distensión del bíceps femoral del muslo izquierdo y está listo para ponerse a las órdenes del técnico José Luis Real.

Toño ya cuenta con la autorización para que se integre al parejo del trabajo de sus compañeros en los entrenamientos, por lo cual ya queda a disposición del Cuerpo Técnico, para ser tomado en cuenta”, externó.

En tanto que el defensa Víctor Perales, evoluciona favorablemente de la distensión de ligamento colateral lateral de la rodilla izquierda que sufrió, “va conforme a los tiempos pronosticados, entonces esperamos que cuando concluye su tercera semana, podamos darlo de alta".

A su vez, el mediocampista Julio Gómez presenta un caso de varicocele, por lo que está en tratamiento y “esta semana seguramente lo veremos trabajar solamente en el área de rehabilitación, para avanzar en su recuperación”.

Finalmente, el defensa Jesús Sánchez va acorde a su proceso de recuperación, tras ser operado de la ruptura de menisco interior y exterior de la rodilla derecha”.

“Estamos planeando que, dentro de los tiempos que habíamos considerado, a los tres meses de esta etapa pueda estar ya inmerso en un trabajo muy fuerte y cercano a su alta”.

cmb