CIUDAD DE MÉXICO, 24 de marzo.- Los Knicks de Nueva York perdieron ante los Cavaliers de Cleveland 106-100, con lo que vieron el final de una racha de ocho juegos sin derrota.

Aunque en la primera mitad los neoyorquinos estuvieron arriba hasta por 17 puntos, anotando 15 de sus 21 tiros en el primer periodo, al regresar del descanso se cayó su efectividad. Los Cavaliers anotaron nueve puntos consecutivos con los que amenazaron el liderato, del que a la postre se apoderarían.

En el último cuarto los visitantes siguieron con su buena efectividad y ocho minutos antes de concluir el duelo tomaron el liderato.

Por los Knicks el delantero Carmelo Anthony falló los cinco tiros que tuvo en el último periodo y se quedó con 32 puntos y ocho rebotes, detrás de él Tim Hardaway aportó 18 tantos.

El armador Jarrett Jack tuvo 23 puntos sólo en la segunda mitad, para terminar con su mejor juego con los Cavaliers con 31 tantos, seguido de Dion Waiters con 22. Los Cavs se sobrepusieron a no contar con su estrella Kyrie Irving, quien estuvo ausente por lesión.

Con esta victoria Cleveland ganó por primera ocasión en cinco encuentros, aún se mantienen lejos de los puestos de postemporada a 5.5 juegos de los Halcones de Atlanta.

Los Knicks perdieron su oportunidad de colocarse a sólo dos juegos de los playoffs después de que Atlanta perdió ante Toronto. Los neoyorquinos siguen en el tercer lugar de la División del Atlántico, con una marca de 29-41, 8.5 juegos detrás del segundo lugar, los Nets de Brooklyn.

“La clave para alcanzar la postemporada está en nosotros y no debemos de esperar derrotas de otros equipos”, aseguró el coach de los Knicks, Mike Woodson, antes del juego y quien aseguró que buscarán tener al menos 35 victorias para aspirar a un lugar en la postemporada.

Los Knicks tendrán que seguir en la búsqueda de uno de los puestos de playoffs de visita, pues mañana inician una gira de cinco partidos, y su primer duelo es ante los Lakers.