CIUDAD DE MÉXICO, 24 de marzo.- Aparecen señales para Yasiel Puig que indican que su segunda temporada con los Dodgers de Los Ángeles podría ser algo complicada. Esto pese a que el sábado en el segundo partido de temporada regular conectó tres imparables, en Australia, ante los Diamantes de Arizona.

El cubano se ponchó en la novena entrada en la victoria 7-5 sobre Arizona y no regresó al jardín derecho para la parte baja.

Antes del juego, el manager Don Mattingly dijo a los reporteros que Puig “agarra algo cada vez que toma un swing y falla”.

Al ser cuestionado qué lesión causó que Puig dejara el juego del domingo, Mattingly dijo: “Pienso que su espalda”. Entonces reaccionó sarcásticamente cuando le preguntaron sobre la severidad de la lesión.

“El hombro ayer, la espalda hoy, así que no estoy seguro si van a hacerle pruebas o una radiografía de huesos quizás”, dijo Mattingly. “No estoy seguro de qué haremos. Quizás no hagamos nada. No estoy seguro”.

Puig bateó para .122  de porcentaje en los entrenamientos de primavera, pero salió de su mal momento al conectar de 5-3 con un doble y dos empujadas, pero también tomó decisiones que terminaron con dos ridículos outs en mal corrido de bases. Yasiel corrió para segunda con su sencillo impulsor en la tercera entrada. Dee Gordon se detuvo en tercera y Puig fue puesto fuera fácilmente en la intermedia. Cuando una bola se le fue al receptor, Miguel Montero, en la sexta, Puig corrió hacia tercera y fue puesto fuera con gran distancia entre él y la base.

Después de la desconcentración, el mexicano Adrián González sujetó a Puig cuando salía del terreno y habló enérgicamente con él. Luego los dos jugadores estaban bromeando en español en el clubhouse de los Dodgers.

“Cualquier cosa que hagamos con Yasiel no es algo de lo que les puedo hablar”, dijo Mattingly.

Puig llegó al entrenamiento 26 libras (11.80 kilogramos) más pesado de lo que estuvo al final de la temporada pasada, algo que Mattingly no consideró necesariamente un problema, pero expuso que llevaría observación. El manager sentó dos veces a Puig por razones disciplinarias la pasada temporada.

El debut de  Puig la temporada pasada fue marcado como el revulsivo que necesitaron los Dodgers para ganar el Oeste de la Liga Nacional.

Dodgers, que este año es la franquicia más cara de todo el beisbol (por encima de Yanquis de Nueva York), empezaron la temporada con dos triunfos en la serie inaugural ante Arizona en Sydney, Australia. Continuarán el jueves con tres juegos de pretemporada y el domingo reanudarán la campaña en San Diego.