SYDNEY, Australia, 22 de marzo.- Inició temporada de las Grandes Ligas con un triunfo a favor de Los Ángeles por 3-1 sobre Arizona, en juego realizado en el Sydney Cricket Ground, en Australia.

El abridor Clayton Kershaw trabajó poco más de seis episodios y junto al jardinero Scott Van Slyke dieron el triunfo a los Dodgers.

El lanzador, que tuvo su cuarta salida consecutiva en el día de inauguración, trabajó seis entradas y dos tercios, aceptó cinco imparables, una carrera, dio una base y retiró a siete por la vía del ponche para acreditarse el triunfo, con lo que cumplió a lo que se espera de él después de firmar un contrato de siete temporadas y 215 millones de dólares en enero.

Van Slyke apoyó su trabajo volándose la barda en la cuarta entrada, llevando a un corredor en los senderos. El derrotado fue el abridor Wade Miley en cinco episodios, que aceptó tres imparables, un cuadrangular, tres carreras, dio dos pasaportes y retiró a ocho por la vía del ponche.

El primer juego de las mayores, que registró una asistencia de 40.000 personas, inició aproximadamente 14 minutos después de la hora prevista debido a la lluvia y luego de que algunos jugadores de los Diamondbacks llegaron caminando al estadio porque al camión que los transportaba se le ponchó una llanta.

Pos su parte, el mánager del equipo angelino, Don Mattingly, se manifestó satisfecho con el triunfo y el desempeño de sus jugadores.

Fue un largo viaje que tuvimos que hacer, pero todos estamos felices y muy satisfechos, más por el triunfo que logramos y desde luego porque se vio que los aficionados al beisbol en este país disfrutaron en serio con el partido'.

Sabemos que es un triunfo y esto apenas inicia, sin embargo, comenzar con victoria siempre será mejor que con una derrota, esto motivará a los jugadores para poder pensar en una exitosa campaña que nos lleve a la Serie Mundial, esa es la meta de todos en la organización', afirmó Mattingly.

El segundo juego entre ambas novenas en Australia tendrá como abridores al surcoreano Hyun-Jin Ryu, por los Dodgers, mientras que los Diamondbacks subirán al montículo a Trevor Cahill.