FRANCIA, 22 de marzo.- El Ajaccio ganó de visitante en la Liga de Francia por 2-3 al Valenciennes, hecho que no lograba en cancha ajena desde hace más de un año, aunque el descenso parece inminente en la presente campaña.

Los “Osos”, que contaron con el portero mexicano Guillermo Ochoa de titular, vinieron de atrás en el partido efectuado en el Stade du Hainaut, para quedarse con las tres unidades en la fecha 30 de la Ligue One.

Ajaccio no ganaba como visitante desde el 10 de noviembre de 2012 cuando superó 2-4 al Toulouse.

Los goles del compromiso llegaron hasta la parte complementaria. El Valenciennes se adelantó por conducto del ghanés Abdul Waris, quien al minuto 51 cruzó su disparo ante la salida de “Memo” Ochoa, tras previó error de la defensa.

Benjamin André empató las acciones al 62’, después de recibir un centró raso desde el costado derecho y de primera intención marcó el 1-1. El cuadro de casa recuperó la ventaja con el segundo gol de Waris, quien de penal superó al guardameta tapatío, al 72’.

En los últimos tres minutos del partido, Issa Baradji se convirtió en la figura del Ajaccio. Primero empató 2-2 con un buen gol angulado con la pierna derecha al 87’ y cerró una jugada de tiro de esquina al segundo poste para cabecear la pelota al 90’, y así decretar el 2-3 final.

13 puntos separan al equipo de Ochoa de la salvación.

Guillermo Ochoa, quien parece vivir su última campaña con los “Osos”, jugó todo el encuentro, fue poco exigido y no tuvo oportunidad de evitar los goles de su rival.

Con el triunfo, Ajaccio llegó a 18 unidades, aún en el último lugar de la clasificación, ubicado a 13 puntos de la zona de salvación cuando restan 24 por disputarse, por lo que necesitaría hilvanar triunfos y esperar las derrotas de los otros equipos implicados en el descenso para mantener la categoría.

fdr