CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo.- Wayne Rooney se convirtió en la figura del Manchester United en el duelo ante el West Ham, tras marcar un doblete, uno de ellos un golazo desde casi media cancha.

Tras quitarse la marca de un defensa, Rooney remató de volea para superar al arquero del West Ham, Adrian, que estaba adelantado, a los siete minutos del encuentro disputado en el estadio Upton Park.

 

Un gol similar en el Manchester United lo hizo David Beckham, cuando superó al portero Neil Sullivan en el primer día de la temporada 1996-97.

Manchester United venció 2-0 al West Ham.

ald