NUEVA YORK, 23 de marzo.- Mike Scioscia ordenó que su jardinero izquierdo se acercase al cuadro interior. Matt Williams intentó lo mismo, con el jardinero derecho en el césped detrás del montículo, pero el tiro le salió por la culata al ver caer un triple con las bases llenas por el espacio que dejó sin defensa.

Más que nunca, reacomodar el posicionamiento de los jugadores de defensa está en boga en las Mayores. También tenemos repeticiones con video y se prohibió arrollar a los receptores en el plato. ¿Las barbas de los campeones Medias Rojas de Boston? Casi todos se las rasuraron. Y Derek Jeter está por despedirse.

Durante los entrenamientos de primavera, los Cerveceros adoptaron a un perrito callejero. Se llama Hank, y simbólicamente forma parte del roster.

Aroldis Chapman se perderá las primeras semanas tras ser impactado en el rostro por una línea. No hay manera de defenderse de eso, ni siquiera los gorros protectores que se están probando para los lanzadores hubiesen salvado al relevista de Rojos.

Ya sea en el Dodger Stadium o Fenway Park, hay un patrón: las diversas maneras que los equipos posicionan a sus defensores.

Los Tigres han contratado a un especialista en jugadas defensivas. Matt Martin es el experto, y mencionó el caso de David Ortiz, el astro de los Medias Rojas, que cada vez que batea se encuentra que los infielders se inclinan hacia el lado derecho.

“Ya dejó de ser algo raro. Ahora es la norma”, dijo Martin.

Para Neil Walker, segunda base de los Piratas, es algo con mucho sentido. “No se puede refutar la información estadística, los datos defensivos ahora imperan”, dijo. “Si hay tanta información, hay que usarla”.

Una hora después, Walker estaba cubriendo en lo corto del jardín derecho cuando el toletero de los Filis Ryan Howard fue a batear en un juego de pretemporada. Walker se tiró para fildear una roleta fuerte, pero su disparo a la inicial fue desviado.

Baseball Info Solutions lleva la cuenta de los ajustes defensivos. Según sus datos, durante la pasada temporada los equipos recurrieron 8,134 veces a la estrategia de concentrar los jugadores de cuadro en un costado o colocar a cuatro jardineros. Esa cifra prácticamente duplicó los 4,577 de 2012 y eclipsó por mucho los 2,358 en 2011.

“Ya dejó de ser tan divertido”, se lamentó el piloto de Tampa Bay, Joe Maddon. “Ahora todos están en eso”.

Maddon es un experto en esto: en un juego de pretemporada, con corredor en tercera, concentró a los infielders en el medio para un turno al bate. No tuvo suerte. La carrera entró mediante un lanzamiento descontrolado.

Maddon tiene una teoría sobre por qué se tardó tanto tiempo para que los equipos emplearan el recurso: “Tenían miedo a equivocarse. Pero es lo lógico. ¿Para qué poner a alguien defendiendo en un espacio donde el tipo nunca batea?”.

Modificaciones radicales

  • A partir de esta temporada se utilizará la repetición de televisión para analizar jugadas controvertidas. 
  • Cada equipo tendrá derecho a dos revisiones por partido, las cuales serán solicitadas por el manager. Si gana la apelación tendrá derecho a una más.
  • Después de la séptima entrada y si ambos equipos gastaron sus dos apelaciones,  los ampayers podrán pedir analizar alguna jugada si es necesario.
  • Las jugadas son analizadas por un comité de las Mayores.
  • También para este año entra la regla de moderación en las jugadas en el home, para evitar fuertes choques.