CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo.- Con una práctica en el Estadio Azteca, el América cerró su preparación de cara al partido que sostendrá ante  el Veracruz.

Las Águilas vienen en una espiral de mala suerte, pues han perdido sus últimos tres partidos como local, lo que los tiene en una posición obligada para sacar el triunfo no sólo para mantenerse en zona de liguilla sino también para recuperar la confianza de su afición.

La escuadra que dirige el argentino Antonio Mohamed se declaró lista tras un breve entrenamiento en el que el estratega realizó algunos ajustes en su alineación habitual.

A pesar de que mantendrá una línea de cinco defensores en la que vuelve a resaltar la ausencia del central Francisco Maza Rodríguez, el medio campo tendrá que ser retocado.

Juan Carlos Medina se lesionó de última hora y es muy probable que su posición sea ocupada con Jesús Molina, mientras que por decisión táctica, y con lo que se observó en el último entrenamiento, Luis Ángel Mendoza tendría la oportunidad de ser titular por vez primera en el torneo al ser removido de los inicialistas Osvaldo Martínez. Miguel Layún, a pesar de que ya trabajó a la par de sus compañeros, sigue sin estar en la mejor forma física, por lo que tampoco será tomado en cuenta. Y Moisés Muñoz presentó algunas molestias musculares que, sin embargo, no le impedirían participar en el partido.

Al respecto del duelo que tienen hoy, Muñoz comentó sobre la peligrosidad de un rival que se juega la permanencia en Primera División.

“Todos los rivales siempre van a ser complicados, porque existe una u otra situación que va a suceder en cada partido”, dijo.

El portero no siente que las Águilas tengan ventaja alguna pues recalcó que eso podría ser su peor arma si es que se confían.

“Ahora enfrentamos a un rival que está en problemas de descenso y necesita sumar para evitarlo, eso lo hace un rival complicado.”

Antonio Mohamed vive horas bajas en el nido de Coapa. Ha pagado sus dos partidos de suspensión y regresará al banquillo para estar cerca de sus jugadores. “Tenemos que llegar embalados a la liguilla, con cuatro o cinco partidos con victoria, sino, no vamos a entrar a esta instancia”, enfatizó en sus declaraciones el técnico azulcrema, que  sigue asegurando que está tranquilo con la directiva americanista y no siente que su puesto esté en peligro.

El equipo enfocó mucho tiempo del entrenamiento a disparar al arco para mejorar la puntería.

Pastelazo a López

Durante el entrenamiento en el Estadio Azteca, previo al partido contra el Veracruz, los jugadores celebraron junto al tercer guardameta Carlos López, su cumpleaños 23.

El chico está en el América desde 2012 a la espera de tomar más experiencia y mejorar sus actitudes para un día colocarse como el principal arquero del club.

Carlos López fue empujado a su pastel por sus compañeros que le tomaron fotografías con la cara llena de merengue.