BRASILIA, 21 de marzo.- Como parte de la seguridad para la próxima Copa del Mundo, las autoridades brasileñas informaron que se realizará el cierre parcial del espacio aéreo de las 12 ciudades sede durante los 64 partidos del torneo.

Esa medida impedirá algunos despegues y aterrizajes en los aeropuertos de Belo Horizonte, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza, Manaos, Natal, Recife y Salvador, ocho de las doce sedes del Mundial, así como a uno de los aeropuertos de Río de Janeiro, informó hoy la Fuerza Aérea Brasileña.

800 vuelos podrían ser cancelados o reprogramados por esta medida.

La medida no se extiende a los tres mayores aeropuertos del estado de Sao Paulo, a los de Brasilia y Porto Alegre y a uno de Río de Janeiro, que se encuentran más alejados de los escenarios que albergarán partidos mundialistas.

El cierre del espacio aéreo estará en vigor una hora antes del inicio de los partidos en la respectiva ciudad, se mantendrá durante los encuentros y se reanudará hasta cuatro horas después de haber terminado cada partido.

Según la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), la decisión pudiera obligar a las aerolíneas a cancelar o reprogramar a un máximo de 800 vuelos.

También, informó que ya fue vendido cerca del 10% de los asientos para los vuelos durante el período del Mundial.

La agencia reguladora agregó que, en los casos de los vuelos que sean suspendidos, las líneas aéreas deberán transferir a los pasajeros que ya han adquirido pasajes a otros vuelos.

El organismo agregó que los pasajeros "podrán escoger el vuelo que más les convenga y las empresas tendrán que ofrecerlo, porque esa es su función", estableció la ANAC.