PRETORIA, Sudáfrica, 19 de marzo.- Reeva Steenkamp estaba de pie en el cubículo del inodoro cuando recibió un disparo en la cadera, el primero de cuatro que hizo su novio Oscar Pistorius, declaró un experto en balística en el juicio por homicidio que se sigue contra el atleta paralímpico.

Según el experto, Steenkamp cayó sobre un mueble para guardar revistas que estaba en el cubículo y recibió impactos en el brazo derecho y la cabeza con los últimos dos disparos que Pistorius hizo a través de la puerta del baño con una pistola calibre 9 milímetros.

La mujer cruzó sus brazos sobre la cabeza para protegerse, dijo el capitán Christiaan Mangena cuando fue alcanzada en la cabeza y el brazo. En su declaración dijo creer que el segundo disparo no dio en blanco alguno pero golpeó en una pared y las esquirlas le causaron heridas en la espalda.

Luego de analizar la escena de los disparos y las fotos de las heridas que sufrió Steenkamp, tomadas tras su muerte, Mangena llegó a la conclusión de que una de las dos últimas balas atravesó la mano izquierda que la modelo tenía sobre la cabeza antes de penetrar su cráneo. El oficial de policía dijo que no podía determinar el orden de los dos últimos disparos.

Pistorius, de 27 años, está acusado de homicidio premeditado en la muerte de Steenkamp, de 29 años. El atleta niega haberla asesinado y dice que le disparó por accidente, creyendo que era un intruso en el baño. En caso de ser encontrado culpable podría recibir una condena de 25 años de prisión o cadena perpetua.

Por su parte, el principal fiscal en el juicio, Jerrie Nell, dijo que tiene previsto concluir la exposición de su caso a principios de la semana entrante una vez que comparezcan entre cuatro y cinco testigos.

Aplazan el juicio hasta el lunes

La juez Thokozile Masipa aceptó el miércoles la solicitud del fiscal de aplazar el juicio hasta el lunes para que éste tenga tiempo de consultar a sus últimos testigos. No se programó sesión alguna para el viernes, que es día de asueto nacional en Sudáfrica.

El abogado defensor Barry Roux dijo que el juicio es costoso y no desea ningún retraso en los procedimientos, aunque tampoco objetó la petición de Nel. Pistorius acepta que baleó de muerte a su novia pero asegura que fue por error.

Cuando el capitán Christiaan Mangena se colocó las manos en la cabeza en el tribunal para explicar cómo adoptó una "posición defensiva" cuando se hicieron los últimos disparos, Pistorius se colocó los dedos en los oídos como si tratara de bloquear el sonido.

June Steenkamp, madre de Reeva, también estuvo en el tribunal y ocasionalmente volteó a ver las fotografías de la escena donde su hija fue baleada.

El experto de la policía en balística dijo que la bala que entró en la cabeza de la modelo se partió en dos fragmentos y uno salió para golpear la pared que estaba detrás de ella. El primer disparo le rompió el hueso de la cadera, dijo.

En mi opinión, después de recibir esa herida ella cayó de inmediato", dijo Mangena dirigiéndose a la jueza cuando era interrogado por el fiscal Nel.

Steenkamp se deslizó hasta "quedar semi-sentada" sobre el revistero del cubículo donde recibió los otros dos disparos.

"Quedó con la cabeza en la parte alta del inodoro y la parte baja de su cuerpo en el revistero", dijo Mangena.

Pistorius disparó desde una distancia de al menos 60 centímetros y con una pared que lo separaba del cubículo. Mangena también describió el impacto que provocan el tipo de balas que tenía la pistola de Pistorius, que están diseñadas para causar el mayor daño posible, dijo.

"SI da en el blanco crea desgarraduras", dijo Mangena. "Deshace los órganos de un ser humano".

Barry Roux, abogado de Pistorius, interrogó a Mangena y dijo que los expertos en balística de la defensa desafiarían su testimonio sobre la secuencia de los disparos.

ald