CIUDAD DE MÉXICO, 19 de marzo.- Tras derrotar 5-0 al Atlante en la jornada 11 de la Liga MX, los ánimos en Pumas están por las nubes, porque con ese triunfo se ubican en la posición número tres de la clasificación con 18 unidades. Aunque consideran que aún no es momento de echar las campanas al vuelo, ya que quedan varias jornadas por disputarse y en cualquier momento equipos como América, Pachuca y Santos “podrían apretar más las cosas”, consideró Luis Fuentes.

“Estamos tranquilos y conscientes de que aún faltan partidos por disputar y puntos por conseguir, tenemos que cerrar muy fuerte y apretar el paso si queremos lograr la clasificación. No podemos confiarnos, tenemos que trabajar con la misma humildad con la que hemos trabajado hasta hoy”, sentenció.

Para el zaguero universitario las críticas sobre el desempeño y la falta de regularidad de los felinos, así como de la buena suerte que ha tenido el equipo no afectan a la escuadra universitaria, porque la meta es seguir enfocados en la principal meta que es avanzar a la liguilla.

“A nosotros no nos afecta en nada, porque las palabras al final de cuentas se las lleva el viento. Las actuaciones y el trabajo que hemos desarrollado dentro del torneo fue bastante bueno, al principio tuvimos un inicio incierto, pero después trabajamos con inteligencia y garra para salir de esa situación y se nos fue abriendo la posibilidad de poner a Pumas en los primeros lugares”, recordó.

Según Fuentes no ha sido sencillo, tras varios torneos de pocas alegrías para la afición, regresarle el protagonismo al equipo dentro del futbol mexicano.

“Tenemos que hacernos un equipo cada vez más fuerte con esta mística y estilo que estamos retomando de nuevo, hay que ponerla en práctica para aspirar a cosas grandes.”

Al parecer la lesión muscular de Martín Bravo lo tendrá fuera de las canchas de dos a tres semanas, por lo que la baja de la Rata representa un hueco difícil de llenar en la ofensiva de los felinos.

“Es una baja sensible porque estaba anotando goles para el equipo, pero hay gente que puede hacer bien el trabajo, hay que confiar en las decisiones del cuerpo técnico y de José Luis (Trejo), para echarle la mano y unirnos, para que el que juegue se sienta bien y pueda aportar lo que hasta ahora aportó Martín: goles”, subrayó.

Lamentó lo que sucede en equipos como Querétaro, Jaguares, Puebla, Delfines del Carmen y Celaya, en los que los pagos al jugador no llegan a tiempo.

“Es lamentable que esta situación suceda, porque al final de cuentas somos trabajadores, somos profesionales que tenemos que dar la cara todos los días, y necesitamos el sueldo para poder mantener a nuestra familia”, expuso.