CIUDAD DE MÉXICO, 18 de marzo.- Phil Jackson, quien fuera jugador de los Knicks de Nueva York en los años 70, en los cuales logro títulos en 1970 y 1973, y el coach más exitoso ganando 11 títulos con los Chicago Bulls y los Ángeles Lakers, regresa ahora de nueva cuenta a Nueva York pero ahora como presidente.

Este es el mejor lugar para jugar basquetbol”, expresó Jackson durante su presentación celebrada esta mañana en el Madison Square Garden.

Jackson firmó un contrato por los próximos cinco años y mencionó que estará la mayor parte del tiempo en la Gran Manzana, que por cierto le dio un gran recibimiento con una manta que decía “Bienvenido a casa Phil”.

El nuevo presidente de la franquicia dijo que no tiene duda que Carmelo Anthony será la pieza clave de esta franquicia, a pesar de que el jugador estrella se prepare para ser agente libre en este verano.

Además Jackson tendrá que decidir el futuro del coach Mike Woodson, quien la campaña pasada terminó con marca de 72 ganados y 34 perdidos y que en este año las cosas no han ido bien ya que solo tiene 27 victorias por 40 descalabros y son terceros en la división del atlántico de la conferencia del Este de la NBA.

Steve Mills seguirá como gerente general del equipo y tanto él como Phil Jackson tendrán que reportarle todo lo que suceda al dueño James L. Dolan.

Los Knicks de Nueva York regresaran a la duela este miércoles cuando en casa enfrenten a los Pacers de Indiana que tienen marca de 50 ganados 17 perdidos en la división Central de la conferencia del Este.

ald