PUEBLA, 16 de marzo.- Con escaso futbol ganó esta tarde Tigres de la UANL 1-0 a Puebla para alargar su racha sin perder, en tanto que “La Franja” sigue en picada en la tabla del descenso y su entrenador, el argentino Rubén Omar Romano, tambaleante.

El argentino naturalizado mexicano Damián Álvarez marcó en el minuto 81 la anotación que acabó con el aburrimiento del juego desarrollado en la cancha del estadio Cuauhtémoc.

Luego de la segunda victoria seguida, Tigres llegó a 14 puntos para involucrarse en la lucha por clasificar a la liguilla por el título del Torneo Clausura 2014, donde Puebla se quedó con diez unidades, pero ahora ya es antepenúltimo en la tabla del descenso.

Ambos equipos desarrollaron un accionar somnoliento porque se dedicaron más a la anulación que a la creatividad a causa de toda esa presión que existe, particularmente el de casa, por la ausencia de resultados positivos, el tema del descenso, los días contados de su entrenador y la falta de pago de salarios a los futbolistas.

Tigres tampoco arriesgó mucho para no echar a perder la victoria en la jornada anterior sobre el líder Cruz Azul y así aguantó hasta que de la banca salió Álvarez para desequilibrar un poco y marcar la diferencia.

Damián ingresó a la cancha en el minuto 74 y en el 81 recibió una pared por izquierda de Alan Pulido, avanzó a velocidad y en los linderos del área chica lanzó disparo por abajo y pegado al primer palo para marcar el gol de la victoria.

Una sonrisa invadió el rostro del técnico brasileño Ricardo Ferretti por la satisfacción del gane, sin importar la forma, porque su equipo hizo muy poco para llevarse los tres puntos.

También porque Tigres llegó a tres triunfos y cuatro empates en esta racha sin perder, luego que fue en la jornada cuatro su última derrota, un 2-1 de Pumas de la UNAM.

cmb