QUERÉTARO, 16 de marzo.- A pesar de la experiencia de haber realizado varios eventos de todo tipo, la logística de un torneo como el Nuevos Valores Curso Corto por parte de Acuática Nelson Vargas, que celebra su edición 21 en la capital queretana, no es tan sencilla, sobre todo por el hecho de contar con 817 nadadores que van de los siete a los 17 años.

El director técnico del certamen, Mauricio Garduño, explicó algunos de los factores que ayudan a que una competencia masiva salga adelante sin mayores contratiempos.

“El factor principal es el tiempo. En una alberca sencilla como ésta, estamos trabajando con unas líneas de curso corto (a lo ancho de la alberca) y las niñas están trabajando de uno de los dos lados y los niños del otro, y eso nos permite ganar mucho tiempo”, explicó Mauricio.

“Lo que buscamos al hacer estos ajustes es que la gente, terminando la competencia, pueda ir a conocer el lugar al que viajó. Es un evento que movemos de ciudad a ciudad a lo largo de los años y queremos que la gente haga un poco de turismo deportivo”, añadió. Y precisamente por la cantidad de niños por categoría que los nadadores brincan solamente una vez al agua, y los ganadores se definen por los mejores tiempos.

El extitular de la Conade, Nelson Vargas, explicó las razones por las que su empresa decidió regresar a Querétaro, ciudad que ha sido sede en cinco ocasiones de esta competencia.

“Es difícil cuando tenemos un evento en provincia porque la gente que maneja el deporte en el estado te pone muchas condiciones para que haya una derrama económica y con Querétaro es diferente: aquí han entendido que trabajar juntos, la iniciativa privada y el gobierno estatal, es clave para el desarrollo; el director del Instituto del Deporte de Querétaro, Pedro Hernández Solorio, sabe de la derrama de más de tres mil personas en el evento, y los padres de familia están fascinados de venir”, dijo.