CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo.- Antes de salir a la Monumental Plaza de Toros México, el rider nacional Erick Ruíz ya sentía la emoción de ejecutar la “sorpresa” que le tenía preparada a los miles de aficionados que acudieron a la primera parada de Red Bull X-Fighters 2014.

Con el objetivo en mente y sabedor de que sería un “rebelde” en el escenario, el originario de la Ciudad de México  entró a la zona de repechaje, donde junto a otros riders se disputaba un sitio para pasar a los cuartos de final.

De inmediato, el público apoyó al único mexicano en el Mundial de Freestyle Motocross. Erick Ruíz no defraudó con sus saltos y en el último para cerrar su turno, vino la “sorpresa”. Aterrizó el Volt usando el quarter, un truco de la firma del campeón Tom Pagés. Lo realizó con éxito cautivando a los asistentes y se convirtió en el primer latinoamericano en hacer la travesía.

La ejecución rompió las reglas del repechaje, donde lo único permitido son los ejercicios básicos del FMX.

El competidor más joven de la serie no se arrepintió de quedar fuera de la competencia porque con su salto le dio una gran emoción a México.

Una vez que no estaba entre los primeros siete clasificados que avanzan directo a cuartos de final, lo que yo quería era darle a mi público, a los mexicanos, una gran emoción. He practicado este truco por muchos meses y deseaba aterrizarlo frente a ellos. La energía que me transmitieron valió la pena", expresó el mexicano con una sonrisa en el rostro, feliz de la fechoría realizada.

ald