MELBOURNE, 15 de marzo.- La escudería Mercedes confirmó su condición de favorita para ganar la primera prueba del campeonato mundial de Fórmula 1 en Australia, al conseguir los dos mejores tiempos en las dos primeras sesiones de práctica, en las que Lewis Hamilton superó a su compañero de equipo Nico Rosberg.

Hamilton no pudo completar una vuelta en la sesión inicial debido a una falla en el sensor de presión de aceite que provocó que el motor se apagara, pero se recuperó para cronometrar 1:29.625 minutos en la sesión vespertina en el circuito callejero de Albert Park, 0.157 segundos menos que Rosberg.

“Fue muy satisfactorio. En una vuelta el ritmo fue bueno y en el recorrido largo también”, dijo el director de Mercedes, Toto Wolff.

No obstante, agregó que el problema que sufrió Hamilton al inicio es motivo de preocupación.

“Tienes que ser muy cuidadoso porque basta un pequeño problema para que se acaben tus posibilidades en una carrera o una clasificación”, advirtió.

El español Fernando Alonso, de Ferrari, fue el más veloz en la primera sesión, pero cayó al tercer sitio en la segunda, medio segundo detrás de Hamilton. Su compañero Kimi Raikkonen apenas logró la séptima vuelta más rápida en su retorno al equipo italiano, luego de sufrir varios problemas, entre ellos encontrar la primera marcha de la transmisión cuando iniciaba la sesión de práctica.

“Aún no hemos podido resolver todas las cosas pendientes que tenemos”, dijo el director de Ferrari, Stefano Domenicali. “Los asuntos negativos tienen que resolverse con prontitud, porque la competencia es muy fuerte y no hay mucho tiempo disponible”.

Las diferencias entre los tiempos registrados por los principales competidores fueron razonablemente reducidas, lo que indica que la sesión de calificación y la carrera serán competitivas.

Aunque se esperaba que Sebastian Vettel tuviera dificultades en el comienzo de una temporada (en la que busca su quinto campeonato mundial consecutivo) debido a los problemas con su nuevo motor Renault, el piloto de la escudería Red Bull tuvo una actuación prometedora y finalizó como el cuarto más veloz.

Vettel y su nuevo compañero, el australiano Daniel Ricciardo, quien tuvo el sexto mejor tiempo, completaron 115 giros en total, lo que les aportará mucha información sobre el auto y el motor.

Los mexicanos Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez acabaron en los lugares 13 y 15, en ese orden.

Pérez, en su nuevo Force India, tuvo su mejor tiempo con 1:31.283, a 1.658 segundos del líder, mientras que Gutiérrez con Sauber, registró 1:32.468, a 2.843.