DALLAS, Tx, 14 de marzo.-Después de que el presidente del UFC dijera en el último día de medios que el evento en México se dará solo si Caín Velásquez está presente, tiene trabajando al actual monarca de la categoría de los pesados, pues reconoce que su deseo es pelear en la Ciudad de México.

Estoy trabajando al máximo en mi recuperación, fortaleciéndome mi hombro, pelear en México para mi será un gran sueño, estar en el lugar de origen de mis padres, con los aficionados mexicanos y todo lo que representa”, explicó el peleador de raíces mexicanas.

A pesar de que se habla que su posible rival sería Fabricio Werdum, que estará peleando el 19 de abril en Orlando, Florida, ante Travis Browne, el propio Velásquez prefiere preocuparse por su rehabilitación y no en qué rival se va a enfrentar posiblemente en noviembre en la Ciudad de México.

“Ahora lo único que quiero es estar enfocado en mi recuperación, trabajar en mi hombro derecho para estar al 100 por ciento, ya después tendré tiempo de pensar en el rival. En cuanto me den la autorización de que mi hombro esté bien, entonces sí podré ya prepararme para lo que sigue”, mencionó.

A su vez, Caín sabe de la importancia de que la compañía haya creado el reality show “The Ultimate Figther” en su versión para Latinoamérica y cada vez más crece la posibilidad de que sea coach para la primera temporada. “Aún no está definido eso, seguimos en pláticas a mí me encantaría participar y si se da, será bastante bueno”.

Pesaje sufrido

En el día más complicado para los peleadores, que es el de subir a la báscula, los combatientes como Kelvin Gastelum, Renne Forte e increíblemente Johnny Hendricks de la batalla principal de la función del UFC 171, batallaron de más para poder dar el peso establecido. Gastelum y Hendricks en peso welter y Forte en el ligero, afortunadamente después de unas horas todos están listos para la batalla de este sábado a celebrarse en el American Airlines Center de esta ciudad.

ald