CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo.- Desde hace dos semanas el León tenía todo previsto para su visita a la residencia oficial de Los Pinos. Cada integrante de los Panzas Verdes tenía en su armario su corbata de color verde y el traje Ermenegildo Zegna, elegido por la directiva, que usarían para presentarse en la casa del presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien los felicitó por el campeonato obtenido en el Apertura 2013.

Horas antes de la ceremonia de reconocimiento, los jugadores del equipo esmeralda usarían las redes sociales para avisar que se encontraban en las inmediaciones de la residencia del Presidente. 

José Juán Vázquez  en su Twitter publicaría una foto, acompañado con Luis Montes y Carlos Gullit Peña, asociada a la leyenda: “Casual, tirando rostro”.

En el acto, causó sorpresa la presencia de Carlos Slim y el director de Alianzas Estratégicas de Telmex, Arturo Elías Ayub, accionistas de los Panzas Verdes del León.

“Cuando hay un equipo ganador es un gran referente para muchos jóvenes y jovencitas. Referente de triunfos a lograr. Contribuye a la formación de identidad y valores, que demuestran la capacidad de los mexicanos, de ser triunfadores, que podamos mostrarnos nosotros mismos”, dijo.

Por último, el Ejecutivo federal señaló que el León va para adelante, “sigue haciendo gran faena”.

En la lista de invitados también aparecía el licenciado Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Educación Pública, el licenciado Jesús Mena, director de la Conade, y el licenciado Decio de María, presidente de la Liga MX.

Los presentes se acomodaron en las escalinatas de la Casa Miguel Alemán. Enrique Peña Nieto se puso al centro del grupo, Carlos Slim se colocó a su lado derecho y en el izquierdo figuró el capitán del León, Rafael Márquez.

El discurso del Presidente inició con felicitaciones para los directivos  y jugadores de La Fiera. También, le hizo un guiño al técnico Gustavo Matosas al afirmar que coincidieron en sus años de secundaria.

“Felicidades al técnico del León, Gustavo Matosas, quien ha hecho público que convivimos en la secundaria cinco de Toluca. Ahí nos tocó estar juntos, él era buen jugador y yo muy regular. Nada del otro mundo, pero sí recuerdo que jugaba entonces y me da mucho gusto ver a Gustavo convertido en entrenador de futbol”, dijo el presidente Peña Nieto.

Gustavo Matosas, frente a los micrófonos, correspondió el gesto de Enrique Peña Nieto al comentar que “era el Messi de la escuela, se le daba muy bien la política cuando jugaba al futbol”.

Asimismo, el director técnico  uruguayo señaló que “debemos recordar que somos un equipo que viene del descenso. El 70 por ciento viene de la segunda división, y esto te hace sentir que estamos en el camino correcto. En este lugar se siente una energía muy buena. Te da la sensación de victoria. La única forma de volver aquí es ganando algo, no sé si la Copa Libertadores o la liga”.

Márquez pide más unión entre futbolistas

Rafael Márquez, capitán del León, opinó que en México es necesario separar la Comisión del Jugador de la Federación Mexicana de Futbol para lograr mayor unión entre los futbolistas que participan en la Liga MX.

“Tiene que separarse de la Federación, eso es lo principal y se necesita más unión; a veces hay mucho temor de que pueda haber después represalias, pero si en otros países pueden, por qué en México no”, comentó el también seleccionado nacional.

Rafael Márquez aceptó que le gustaría colaborar para mejorar la situación del futbolista en México y reconoció que los dueños de los equipos no permiten que se logre la unión del gremio.

“Ojalá no les perjudique a los jugadores que protestan y puedan seguir trabajando. En general no hay unión en la Comisión del Jugador y tiene poca autoridad.

“Es difícil hacer algo porque quienes gobiernan esto son los dueños de los equipos y ellos son los que dirigen todo.”

Márquez recordó que en otros países la unión de los jugadores permite que no se cometan injusticias o existan problema con los pagos.