CIUDAD VICTORIA, 14 de marzo.-  Como el victorense más famoso del mundo fue catalogado José Sulaimán, en el homenaje póstumo que se realizó en el Centro Cultural Tamaulipas a dos meses de su muerte.

Su viuda Martha Saldívar y cinco de sus hijos, incluido Mauricio Sulaimán, actual presidente del Consejo Mundial de Boxeo, estuvieron presentes en el homenaje que encabezó el gobernador  Egidio Torre Cantú.

Hoy rendimos un homenaje a un victorense excepcional que amó el deporte, a un tamaulipeco ejemplar que hizo del box su vida. Celebramos la vida de un mexicano decidido, que vio siempre por el bienestar de los demás”, señaló Torre Cantú.

También estuvieron presentes diferentes campeones y excampeones del mundo del boxeo, encabezados por Julio César Chávez.

Carlos Cañas Zárate, José Pipino Cuevas, Ultiminio Ramos, Edgar Sosa,  Zulina Loba Muñoz, Jessica Kika Chávez, Ana María  Guerrera Torres y Jessica González entre otros campeones y campeonas.

El homenaje empezó con la inauguración de una exposición de José Sulaimán en la galería Pedro Banda, que se mantendrá  el resto de este mes. Ésta incluye fotografías del presidente por 38 años del CMB, con diferentes personajes de talla mundial como el boxeador Mohamed Alí y el líder político Nelson Mandela.

Diversos objetos de Sulaimán, como un jersey de beisbol con la leyenda de victoria, y uno igual de basquetbol, una escultura de bronce de él con un mundo entre dos guantes en los brazos, y fotografías de los diversos logros que tuvo como bajar 12 rounds el número máximo de asaltos y hacer el pesaje un día antes de la función, también aparecen en esta amplia exposición.

El evento fue presentado por   Eduardo Lamazón, que trabajó por más de 20 años en el Consejo Mundial de Boxeo, así como el narrador de boxeo Alfonso Morales.

Una emotiva presentación  con diferentes fotografías y videos se proyectó en el salón del evento y más tarde fueron invitados a pasar al frente del escenario en diferentes turnos muchos de los invitados, quienes hablaron de sus diferentes momentos en presencia de Sulaimán.

Tanto Zárate como Chávez agradecieron a Sulaimán por sacarlos del mundo de los vicios, mientras que al final todos los invitados de honor pasaron al frente del escenario para tomarse la foto del recuerdo.