MÚNICH, 13 de marzo.- Uli Hoeness, presidente del Bayern Múnich y una de las personas más influyentes en el futbol alemán, fue sentenciado el jueves a tres años y medio en prisión por evadir millones de euros en impuestos por medio de una cuenta sin declarar en un banco suizo.

Hoeness, de 62 años, fue acusado inicialmente de evadir 3.5 millones de euros (4.85 millones de dólares) en impuestos pero cuando el juicio comenzó, el lunes, admitió que evadió 15 millones de euros más.

Luego se descubrió, al hacer una revisión de documentos que entregó a los investigadores poco antes de que iniciara el juicio, que debía un total de 27.2 millones de euros, una cifra que Hoeness no cuestionó.

1974 participó en la plantilla de la selección alemana que fue campeona del mundo

El presidente del Bayern enfrentaba una pena de hasta 10 años de cárcel, y la sentencia final quedó a medio camino entre los 5 años y medio que sugirió la fiscalía y la libertad condicional que pedía la defensa, con base en el hecho de que él se entregó por evasión fiscal y proporcionó detalles al tribunal, informaron medios alemanes.

Tras el veredicto, el abogado defensor, Hanns Feigen, dijo que apelaría la decisión para ver como evaluaría un alto tribunal la confesión "no ideal" de Hoeness. Añadió que estaba convencido de que la corte de apelaciones llegaría a un "mejor resultado" que el tribunal del estado de Múnich.

Hoeness seguirá libre bajo fianza pendiente del resultado de la apelación.

Como jugador, Hoeness formó parte de la selección alemana que ganó la Copa del Mundo de 1974 y fue un estelar del Bayern que ganó el campeonato europeo de 1972, además de tres Copas de Campeones (antecesoras de la Liga de Campeones) al hilo antes de retirarse en 1979 debido a lesiones crónicas en las rodillas.

Bajo la presidencia de Hoeness, Bayern ha tenido un éxito sin precedentes. De la mano de su amigo Jupp Heynckes el club ganó la Liga de Campeones, la Bundesliga y la Copa de Alemania la temporada pasada y el club podría repetir esos éxitos esta temporada bajo la dirección de Pep Guardiola.

Las autoridades alemanas han tomado medidas enérgicas contra los evasores de impuestos en los últimos años, y han recuperado cientos de millones de euros. Su ampliamente publicitada compra de información filtrada sobre cuentas de miles de inversionistas, así como los casos de alto perfil como el de Hoeness y el del ex director general de Deutsche Post AG, Klaus Zumwinkel, han llevado a que miles de personas informen voluntariamente sobre sus irregularidades.

Hoeness, quien también es copropietario de una fábrica de salchichas de Nuremberg, informó su situación a las autoridades fiscales en abril, casi al mismo tiempo que los medios de comunicación alemanes estaban investigando informes sobre evasores fiscales de alto perfil.

Bayern Múnich dijo que emitiría un comunicado más tarde el jueves.

ald