CIUDAD de México, 12 de marzo.- El arquero Federico Vilar dijo hoy que está molesto porque el árbitro Miguel Ángel Flores "evidenció una premeditación" al marcar un penal en contra de Atlas y eso fue el inicio para que Chiapas igualara 2-2, tras estar abajo 2-0.

Cuando se agotaron las preguntas de los reporteros, el guardameta dijo: "Nadie preguntó del penal. Hay que hacer un comentario sobre eso porque fue lo que cambió el rumbo del partido".

Dijo que "no me preocupa el error porque puede suceder con cualquier árbitro, lo que sí es preocupante son los argumento que él mismo da".

Recordó que durante el encuentro "me dijo que marcó un penal porque en la jornada anterior favorecieron con una mano que no era, cuando él fue el cuarto árbitro, y la vio desde medio campo, uno no sabe qué pensar y eso es lo que preocupa".

Abundó que "no creo que sea mala fe, pero no te puedes dejar llevar por las impresiones, tienes que ser más preciso en lo que marcas y después las justificaciones no sirven. No puedes argumentar que en la jornada anterior no te marcaron una mano (en un gol ante Santos Laguna).

No creo que sea directamente en contra de nosotros, sino que me parece que los árbitros están predeterminando con respecto a las jornadas anteriores".

Como ejemplo, citó que "si a Matías Vuoso le marcaron un penal supuestamente por fingir, hoy por hoy no le marcan nada, entonces están jugando con el historial".

Por último, aseveró que "es evidente que hay una premeditación, no para favorecer o perjudicar, pero se debe enfocar en cada partido y marcar lo que suceda en cada juego, sin importar lo que pasó en los anteriores".

ald