CIUDAD DE MÉXICO, 12 de marzo.- Estamos a las puertas de una de las temporadas más interesantes de los años recientes, donde no sólo el talento del piloto y una buena estrategia de carrera serán suficientes para conseguir la victoria en cada Gran Premio.

Este año nos trae una Fórmula 1 renovada, con grandes cambios técnicos y de reglamento que prometen acercar a los equipos, tener carreras más emocionantes y mantener la tensión por descubrir al ganador.

Tras las tres jornadas de pretemporada los motores Mercedes-Benz se han mostrado un peldaño arriba de sus competidores. Ferrari tampoco tuvo problemas y luce listo para arribar a Australia a dar la pelea. Quizá sea Renault el que más dudas levantó, rompiendo propulsores y con una pendiente que parece será complicada al menos en el inicio del año.

Los motores pasaron de ser V8 2.4 litros aspirados naturalmente a un V6 1.6 litros turbocargado, buscando mejorar la eficiencia de las plantas de poder y desarrollar tecnologías que en pocos años estén llegando a los vehículos que utilizamos todos los días.

Estos motores están acompañados de un sistema híbrido, que recuperan la energía cinética del frenado y la energía calórica del funcionamiento del turbocargador para dar potencia extra al motor o a las aspas del turbo.

Cada planta de poder tiene que durar alrededor de cuatro carreras (cinco motores para 19 Grandes Premios) y se compone de seis piezas que se pueden intercambiar a lo largo de la temporada, sin que cada una de ellas esté en un número menor de competencias que las marcadas por la FIA.

Estas partes son: el bloque del motor, el recuperador de energía cinética, el recuperador de energía térmica, las baterías, el turbocargador y el control de la electrónica.

Cuando se utilicen más de cinco plantas motrices, el piloto se hará acreedor a una sanción en su posición en la parrilla de salida, la cual variará dependiendo del número extra de motores o partes que utilice en la temporada.

Las cajas de velocidades tienen cambios y ahora cuentan con ocho marchas, de nuevo, en pro de la eficiencia en el consumo de combustible.

En la carrocería también hay modificaciones drásticas, comenzando con los alerones. El delantero pasó su tamaño de 18 centímetros a 16.5, mientras que atrás, con la nueva salida del escape en una posición más alta, se tuvo que eliminar el ala inferior, que servía también para darle rigidez a este elemento, y ahora los equipos tendrán que buscar esa fuerza mediante vigas verticales.

Con el aumento de la altura de la salida del escape se acabaron los difusores soplados, donde se buscaba aprovechar los gases del motor para obtener mayor apoyo aerodinámico en el eje trasero.

El DRS se mantiene para este año, mientras que el plano principal del alerón trasero debe ser un poco menos profundo.

Para este año las narices o morros, tienen una forma muy peculiar ya que deben cumplir con una nueva norma de seguridad que evitará que cuando un auto impacta la parte trasera de otro salga volando.

Por ello delante del anclaje de la suspensión delantera, que está a 55 centímetros del suelo del auto, la trompa debe caer hasta una altura máxima de 18.5 centímetros, y toda esta pieza debe medir 90 centímetros cúbicos; es por ello que el Lotus tiene una punta más larga que la otra.

Los pontones laterales también tuvieron que ser modificados para albergar nuevos radiadores, dado que de un lado se colocará el del motor y del otro el intercooler del turbo, al mismo tiempo que deben cumplir con los estándares de protección del habitáculo en impactos laterales.

Pirelli se mantendrá por los próximos tres años como proveedor exclusivo de neumáticos para la Fórmula 1 y tras los problemas de 2013, cambió la construcción de las llantas y los compuestos de caucho son más duros para evitar que las bandas de rodamiento se despedacen a las pocas vueltas.

Con un juego totalmente nuevo, motores en estado de desarrollo, aerodinámicas modificadas y un halo de incertidumbre, Australia nos dará este fin de semana una muestra de la renovada F1.

)

 

Entendiendo el mundo de la F1

Cuando nos adentramos en el deporte motor existen ciertos términos que pueden parecer difíciles de comprender. Aquí ofrecemos este pequeño glosario.

Aire Limpio
El aire limpio es el ideal para que el monoplaza pueda tener condiciones óptimas de aerodinámica, por ello es tan importante conseguir la pole position.

Apex
Punto ideal de una curva por el que debe  pasar el monoplaza.

Blistering
Es provocado por el sobrecalentamiento de una parte del neumático y comienza a romper la banda de rodamiento y a formar ampollas. Se puede ocasionar por un mal balance del auto o demasiada presión en el neumático.

Chasis
Es el alma del monoplaza, donde se sujeta el motor y la suspensión.

Chicana
Es una secuencia de curvas lentas de direcciones contrarias, es decir, primero a la derecha y luego a la izquierda, o viceversa, y su finalidad es reducir la velocidad de los monoplazas. Por ejemplo, en una recta muy larga que finaliza en una curva cerrada.

Drag
Resistencia aerodinámica al viento que experimenta un auto cuando viaja en línea recta.

Downforce
Prácticamente toda la carrocería del monoplaza está enfocada a la aerodinámica y el manejo del aire. El downforce es la fuerza descendente que crean los alerones y flaps del auto para mantenerlo pegado al piso, consiguiendo la máxima adherencia y estabilidad.

Fuerzas G
Son las inercias que atacan a un cuerpo en movimiento, como las que se experimentan al acelerar y sentir que somos empujados hacia atrás.

Combustible
Todos los motores de Fórmula 1 utilizan gasolina, la cual es prácticamente igual a la que se vende en una estación en la calle. Para este año sólo se podrán cargar 100 kilos de combustible para cada carrera.

Graining
Se produce cuando un auto se desliza en el asfalto. Por ejemplo, en una curva, y se desprenden pequeños pedazos de goma o se forman canicas de hule, las cuales comienzan a ensuciar las partes de la pista por donde los autos no pasan en la trayectoria ideal.

Lapeado
Esta expresión se utiliza para identificar a un auto que ha sido rebasado por el líder de la carrera, es decir, tiene una vuelta de desventaja.

Paddock
Es la parte posterior de los garages donde los equipos colocan los tráilers y sus motorhomes, ahí los pilotos e integrantes de las escuderías descansan, comen, hacen juntas y siempre se puede ver a un sin fin de personalidades en sus inmediaciones.

Parque Cerrado
El Parc ferme es un corral donde los autos son resguardados por la FIA para realizarles inspecciones después de la calificación y la carrera. Los miembros del equipo sólo pueden acceder para testificar las pruebas realizadas por los comisarios de la FIA.

Pit wall
Es la barda que divide al callejón de pits de la pista. Es ahí donde se colocan unas carpas desde las que el jefe del equipo y los ingenieros encargados de la estrategia de la carrera dirigen a sus pilotos.

Succión
Cuando un piloto está buscando rebasar a otro, éste se pega lo más que puede al alerón trasero del auto de adelante para reducir el drag y con ello poder ganar velocidad. Cuando va a ejecutar el rebase súbitamente se abre hacia la derecha o izquierda y busca completar la maniobra.

Sobreviraje
Cuando el monoplaza toma una curva y la parte posterior pierde adherencia, el frente del auto se va hacia a la parte interior de la curva y en ocasiones termina dando un trompo.

Subviraje
Sucede cuando la parte frontal del monoplaza no entra al apex de la curva por exceso de velocidad y se sigue de frente.

Stop-go
En esta penalización el piloto debe entrar a los pits, detenerse afuera de su garage durante diez segundos sin que nadie pueda tocar el auto, y después regresar a la carrera.

Trayectoria ideal
Es la línea de carrera por la que deben pasar los autos para poder sacar el máximo provecho de la pista.

Turbo-Lag
Es el retardo en la entrega de potencia que sufren los motores turbo, ya que funciona con los gases del escape, su mejor funcionamiento se consigue a altas revoluciones del motor.