CIUDAD DE MÉXICO, 11 de marzo.- José Saturnino Cardozo cree que el Toluca se ve reflejado en una sociedad “ganadora”. Su trabajo como técnico de los Diablos va camino a convertir el tópico de ir partido a partido en una creencia de buscar ganarlos todos.

Lo volvió a demostrar el pasado viernes ante el Puebla, que venció 3-0, goleando y manteniéndose como una sombra para el líder Cruz Azul (25 puntos) en el segundo puesto de la clasificación.

“Los jugadores tienen que demostrar día a día por qué juegan en este equipo”, ha señalado Cardozo, cuyo discurso no da vueltas, más bien pretende ser claro: en él acepta el papel que en su tiempo como jugador desempeñó para conseguir cuatro títulos de Liga (Verano 98, 99, 2000 y Apertura 2002) con los rojos y otros tantos como máximo goleador.

En 10 partidos del Clausura 2014, los dirigidos por el paraguayo apenas registran dos derrotas (ante Santos y Cruz Azul) y un empate (contra Morelia).

Sus números, además, alcanzan la segunda mejor ofensiva del torneo (16 goles)  y la mejor defensa (cinco en contra), con una marca perfecta en los partidos disputados en Estadio el Nemesio Díez, en donde de cinco partidos registra cinco victorias.

Detrás del cuadro choricero (22 unidades) se asoman Pachuca (17), Pumas (15) y América (15), estos dos últimos diferenciados sólo por la diferencia de anotaciones.

Durante su etapa como delantero, Cardozo fue cobijado por futbolistas como Fabián Estay, Carlos María Morales, Manuel Abundis, Vicente Sánchez y el propio Antonio Naelson Sinha, quien hasta hoy sigue haciéndose cargo de las genialidades en el medio campo.

Con esa experiencia y ahora como estratega, el paraguayo arropa y favorece las cualidades de jugadores como Isaac Brizuela y su compatriota Pablo Velázquez, vigilados desde las bandas por Édgar Benítez y Carlos Esquivel.

Como resultado, además de los tres goles que suma en la competencia, Brizuela  ha dado un salto a la Selección Nacional y se perfila para ser considerado en el Mundial de Brasil 2014. Velázquez, en tanto, fue catapultado para lograr su primer campeonato de goleo del futbol mexicano en el pasado Apertura 2013.  

A sólo unas horas de que los Diablos enfrenten el juego de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf (Concachampions) ante el San José Earthquakes en suelo estadunidense, torneo en el que el delantero Raúl Nava es el mejor romperredes del certamen con seis anotaciones (“Estoy ansioso por marcar goles para ser campeón de goleo en la Concachampions, que es lo que quiero”, dijo el jugador surgido de las fuerzas básicas del equipo mexiquense), y después de un fin de semana en el que en la Liga MX perdieron Cruz Azul, América, Pumas y Chivas (los cuatro grandes), como no sucedía desde la fecha 12 del Apertura 2005, Cardozo sigue enfilándose a la culminación de un objetivo máximo: la costumbre de ganarlo todo. Por ahora aún le falta alzar el título desde el banquillo.

 

Efectos

1.- El Toluca debe aprovechar su inercia ganadora para resolver, a partir de hoy, su serie de la Concachampions ante el San José Earthquakes.

2.- El técnico Cardozo enfila a su equipo a la liguilla, instancia en la que su experiencia será decisiva.

 

Para destacar Clausura 2013

El dato. Desde hace ocho años y cuatro meses que los cuatro grandes del futbol mexicano (América, Chivas, Cruz Azul y Pumas) no perdían en una jornada. 

Liga volátil. El Pachuca y el Atlante, que iniciaron el torneo con derrotas y dudas por su de-
sempeño en la cancha, están ahora en zona de clasificación. 

No firma tablas. Destaca el caso del América, que pasadas 10 jornadas no ha empatado: cinco victorias y cinco derrotas.