MÉXICO, 10 de marzo.- Tras seis meses de estar fuera de actividad por una lesión, el defensa de Chivas, Omar Esparza, se mostró ilusionado por ser titular en el partido del próximo miércoles, en la Copa MX ante Dorados, donde el equipo busca colarse a los cuartos de final.

"Para mí, este partido personalmente representa mucha alegría, por ser el primero que voy a disputar, después de la lesión, con el primer equipo. Ya había tenido participación con la Sub-20, pero vamos conscientes de que tenemos que ganar", dijo.

Para alcanzar un sitio en cuartos de final del torneo copero, el Rebaño Sagrado necesita ganar este duelo y una combinación de resultados, algo que Esparza reconoció no será nada sencillo.

"Sabemos que es difícil la combinación de resultados para poder calificar, pero todo puede pasar, tenemos que ir con esa esperanza, con la velita prendida de hacer un buen partido y de ganar, que es lo que nos toca a nosotros", apuntó.

Además, después de superar la rotura de ligamento derecho que sufrió en septiembre pasado, el jugador afirmó sentirse con la capacidad física y futbolística para ver acción el domingo próximo en el partido del Torneo Clausura 2014 ante el León, en caso de ser requerido por el técnico José Luis Real.

"Desde que te dan el alta médica sientes la confianza para todo. Pienso por ahora en el juego de la Copa, pero si el profe así lo considera, estoy listo para el domingo", apuntó.

Por otra parte, sobre el momento que vive el conjunto rojiblanco, que acumula más de tres partidos sin anotar gol, consideró exagerados los comentarios al respecto.

"Como siempre, se hacen más grandes las críticas pero estamos acostumbrados a eso. Tenemos que demostrarlo dentro de la cancha, con la contundencia y no hablo de cinco goles, simplemente tenemos que generar y la que se presente anotar", sentenció.

fdr