DETROIT, 10 de marzo .- William Clay Ford, dueño de los Leones de la NFL y único nieto sobreviviente de Henry Ford, fundador de la empresa fabricante de autos Ford Motor Company, falleció a los 88 años.

“Con profunda tristeza lloramos la pérdida del señor Ford y extendemos nuestro más sentido pésame a la señora Ford y a toda la familia”, declaró el presidente de los Leones, Tom Lewand, a través de un comunicado.

Agregó que “ningún propietario amó a su equipo más de lo que el señor Ford lo hizo con los Leones”.

Ford fue dueño del equipo de Detroit desde noviembre de 1963. Pagó 4.5 millones de dólares por la franquicia, que ahora tiene un valor cercano a los 900 millones, de acuerdo con análisis de la revista Forbes.

“Quienes tuvimos la oportunidad de trabajar con el señor Ford conocimos su pasión por su familia, por los Leones y por la ciudad de Detroit”, agregó Lewand en su comunicado.

“Su liderazgo, integridad, bondad, humildad y buen humor sólo eran igualados por su deseo de traer un título de la NFL a nuestra comunidad”, acotó.

Los Leones ganaron un partido de postemporada en 1991, pero no llegaron a disputar el Super Bowl. Clay Ford también estuvo al frente de la compañía automotriz que fundó su abuelo el siglo pasado y que es una de las más importantes del mundo.