CIUDAD DE MÉXICO, 9 de marzo.- Saúl  Canelo Álvarez volvió a la senda de la victoria  al vencer con un polémico nocaut técnico a Alfredo Perro Angulo en el MGM Grand de Las Vegas.

La pelea terminó en el décimo round cuando Álvarez conectó un upper de izquierda en el rostro de Angulo, que lo sacudió aunque quedó de  pie, y el réferi Tony Weeks decidió finalizar la pelea, alegando la falta de competitividad de Angulo. Antes del quinto round el mismo referí había ido a la esquina de Angulo para advertirle que tirara golpes porque sino detendría el combate.

Angulo, a diferencia de la gran mayoría  de sus otras peleas, lució lento y pasivo, con muy pocas combinaciones, mientras que Álvarez, desde el primer round, se fue al frente conectando en múltiples ocasiones.

En todos los rounds el jalisciense tuvo los mejores golpes, la gran mayoría de ellos  al rostro de su rival, que nunca logró una buena combinación.

El octavo fue el mejor round de Angulo, que pudo responder la ofensiva del jalisciense, reviviendo un poco las esperazas de sus seguidores.

Al final Alfredo y su esquina reclamaron al réferi y este volvió a su argumento de los pocos golpes  del Perro. Los aficionados reprobaron el fallo de la pelea y comenzaron a lanzar gritos y objetos, muchos de ellos contra Álvarez mientras abandonaba el cuadrilátero.