CIUDAD DE MÉXICO, 7 de marzo.- Samantha Taylor, ex pareja sentimental del atleta paralímpico Oscar Pistorius declaró hoy como testigo ante el Tribunal Superior de Pretoria, donde se realiza el juicio contra el deportista sudafricano por el presunto asesinato de su novia la modelo Reeva Steenkamp.

La testigo aseguró que durante el periodo de su relación con Pistorius, el atleta disparó un arma al aire a través de la capota abierta de un auto cuando viajaban juntos, al ser detenidos por la Policía por exceso de velocidad

En el quinto día de juicio, Taylor recordó que entre el 2011 y 2012, el atleta paralímpico acompañado de ella y de su amigo, el velocista sudafricano Darren Fresco; conducía a exceso de velocidad por lo que fueron detenidos por la Policía.

Taylor que en ese entonces tenía 17 años de edad, declaró que Pistorius, enfadado sacó un arma y bromeó con Fresco sobre la posibilidad de disparar contra un semáforo, para después realizar el tiro al aire con el que sus acompañantes rieron y no hicieron comentarios posteriores.

Aunque no Taylor no recordó el lugar del incidente, aseguró que no era la primera ocación que Pistorius sacaba un arma mientras conducía, ya que en otra ocasión lo hizo apuntando a un auto que pensaba que lo seguía.

La ex pareja del atleta lo describió como “un hombre irascible y obsesionado con las armas”, y explicó que cuando dormían juntos, el deportista la despertó en distintas ocasiones al pensar que alguien había entrado a la casa y volvía a sacar el arma.

Taylor afirmó que Pistorius “dormía siempre con la pistola en la mesita de noche o junto a las prótesis que usa para caminar y competir”.

El testimonio de Taylor será utilizado por el fiscal Gerrie Nel para intentar demostrar el supuesto carácter violento del deportista de 27 años de edad, acusado del asesinado de su novia Reeva Steenkamp el 14 de febrero de 2013.

 

mef