CIUDAD DE MÉXICO, 7 de marzo.- En  Chivas parecía que el único dueño de la portería era Luis Ernesto Michel. Sin embargo, tras su salida del Rebaño las cosas cambiaron y el actual cuerpo técnico tomó una decisión que parecía drástica y que actualmente genera algunas dudas. José Luis Real consideró que en la portería tapatía era el turno de una joven promesa de 21 años llamada José Antonio Rodríguez, quién platicó con Excélsior.

La portería es una posición poco generosa. ¿Siempre quisiste desarrollarte como guardameta?

Siempre estuve consciente de lo dificil que es la posición de portero y más en un equipo como Chivas. Desde los 15 años trabajé con la mentalidad de ser portero. Ser titular en la portería de un equipo grande como Chivas se gana con mucha mentalidad, con mucha constancia. A mí no me regalaron nada, viví momentos muy complicados pero ahora el viento está soplando a mi favor. Muchas veces el tren pasa una vez, no dos, y tengo que aprovechar lo que vivo.

¿En algún momento pensaste que el tren no iba a pasar y dedicarte a otra cosa?

La verdad no. Siempre tuve esperanzas, mi vida es la portería. Te confieso que  me han sacado de la universidad en tres ocasiones por faltas, la prepa la pasé porque Dios es grande y ahora lo que hago es entrar a diplomados cortos. La mente es otro músculo que tenemos que seguir ejercitando y  para mí es básico seguir preparándome.

Hugo Gónzalez es suplente en América, Alfredo Saldívar en Pumas y Guillermo Allison en Cruz Azul, ¿qué consejo les darías a estos colegas tuyos que hoy comen banca y que no han abordado ese tren de la titularidad?

Tengo el privilegio de conocerlos a todos muy bien. Tener un portero tan emblemático enfrente es difícil, te pasan muchas cosas por la cabeza porque no sabes cuándo te llegará tu momento. Yo les diría a mis colegas que traten de mejorar día a día, porque tarde que temprano la ventana se abre para que sean titulares. Yo comí banca como ellos  y les aconsejo que aguanten, que tengan fe.

¿Qué sentimiento tienes hoy al ser titular en Chivas?

Es una bedición, la verdad es que todos en mi casa, con mis familiares, seguimos de fiesta. Uno siempre lo soñó. Me acuerdo que cuando iba a dormir, meditaba en la oscuridad y decía, caray, oajalá algún día pueda ser portero de Chivas, salír en esa foto que se toman los equipos, salir en el periódico, en fin, ayudar al equipo de mis amores. Lo que estoy viviendo no se compra con nada, no tiene precio.

¿Cuándo te diste cuenta que tenías posibilidades reales de ser titular en Guadalajara?

Honestamente desde la temporaada pasada cuando el profesor Juan Carlos Ortega me deja jugar ante Pumas, ahí me doy cuenta que podía alcanzar mi sueño. Demostré lo necesario, pensando en que si llega otro técnico se sienta cómodo conmigo. Cuando contratan a José Luis Real como entrenador, tenía ese presentimiento aún más fuerte de que podría ser titular. Yo la verdad empezaba a escuchar rumores, sí hablaron de otros porteros pero al final el profe se quedó conmigo.

¿A quién veía José Antonio Rodríguez como su principal ídolo en la portería de Chivas?

Yo crecí en la época de San Oswaldo Sánchez, él era mi ídolo. Cuando era chiquito, claro que me aventaba por las pelotas y gritaba ¡Oswaldo Sánchez! Lo imitaba. Y qué regalo tan bello tuve que abrir la temporada como titular absoluto de Chivas ante Oswaldo Sánchez (Jornada uno del C2014. Santos 1-1 Chivas). Es un partido que nunca voy a olvidar. Lo que son las cosas, yo iba a ver a Oswaldo jugar como aficionado.

¿Cómo te vez a futuro, es decir:  a mediano y largo plazo?

Yo me pongo metas de todo tipo. Quiero jugar en Europa, quiero disputar un Mundial, quiero ser alguien de quien la gente se acuerde toda la vida y así me veo a futuro, cumpliendo sueños con Chivas, en otra liga y en la Selección.