CIUDAD DE MÉXICO, 7 de marzo.- El armador Jorge Gutiérrez, de 25 años y originario de Chihuahua, se convirtió en el cuarto mexicano que jugará en la NBA, luego del contrato por 10 días que firmó ayer con los Nets de Brooklin y que fue anunciado por el gerente general del equipo, Billy King.

En ese lapso, el equipo de Brooklyn jugará cinco partidos en los que Gutiérrez buscará ganarse una nueva firma.

Se trata del cuarto mexicano que milita en la NBA; antes habían incursionado Horacio Llamas (1996-1998), Eduardo Nájera (2001-2012) y Gustavo Ayón, quien está en la Liga estadunidense desde 2011 y actualmente milita con los Halcones de Atlanta, aunque estará inactivo por una operación por el resto de la presente campaña.

Gutiérrez es el menor de tres hermanos, todos dedicados al basquetbol. Su primera competencia internacional fue un Centroamericanos en Guatemala a los 11 años, inspirado por sus padres como jugadores de basquetbol. “Es el bebé de la casa”, afirma Fernando Gutiérrez, padre del NBA mexicano. “Yo soy maestro, jugaba yo los torneos de maestros y él iba siempre a la tribuna”, recuerda.

 Siempre ha sido muy tranquilo, de hecho hasta ahora es difícil sacarle una palabra y más a una fiesta”, dice su progenitor. “Desde chico se cuidaba mucho, no tomaba refrescos ni comía cosas que le hicieran mal”, evoca.

Gutiérrez vivió su infancia en Chihuahua, Chihuahua, la preparatoria la fue a cursar en Denver, Estados Unidos. “De ahí se lo llevan a Las Vegas para pulir el inglés, ahí lo ve (Mike) Montgomery, entrenandor de California”, relata.

Se graduó como sociólogo en esa Universidad, jugó en la Liga de desarrollo de la NBA y a principio de esta temporada, luego de ser parte de la selección mexicana que ganó el oro en el Premundial, fue invitado por los Nets al campo de entrenamiento, donde participó en cinco partidos, logrando 1.8 unidades y tres rebotes antes de ser cortado el 26 de octubre.

Desde pequeño dijo que llegaría a la NBA, su vista estaba mucho allá y ha luchado mucho por ello. Jorge no tiene límites, va a buscar lograr todo lo que sueñe”, advierte su padre.

Gutiérrez jugaba esta temporada con Canton Charge, en la Liga de Desarrollo, donde acumula 35 partidos, 13.9 unidades por juego, 5.7 rebotes, 6.9 asistencias y 1.2 robos en 32.7 minutos promediados en la duela.

Siempre estuvo firme en su idea de ser NBA, incluso en los momentos duros tenía su meta bien marcada... era tenaz, siempre veía para adelante”, afirma.

En la Liga de Desarrollo, Gutiérrez ha sido nombrado parte del primer equipo defensivo e integró el primer equipo de novatos. Sus cualidades para la defensa se notaban desde la Universidad, donde fue el jugador Defensivo del Año en el Pac 12.