CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo.- El delantero de la selección de Argentina, Lionel Messi, volvió a vomitar en un terreno de juego, ahora lo hizo en el amisto que disputó la Albiceleste con Rumania.

Eran los primeros minutos del encuentro en Bucarest, se le vio a “La Pulga” ir a la banca para hidratarse. Después, tuvo náuseas.

Al final del partido, el seleccionador argentino Alejandro Sabella, reconoció que Messi se sintió indispuesto al comienzo del partido.

Se acercó al banquillo a beber agua, porque le entraron náuseas", dijo Sabella, sin dar más detalles sobre si el jugador del Barcelona sufre alguna infección.

A pesar de su malestar, Messi continuó al final todo el encuentro sobre el terreno del campo.

Rumania y argentina empataron 0-0.

ald