QUERÉTARO, 4 de marzo.- El presidente de Gallos Blancos, Adolfo Ríos, descartó una desafiliación del club por parte de la Federación Mexicana de Futbol por los problemas legales del dueño del club, Amado Yáñez, por lo que el equipo viajará a Cancún, Quintana Roo, para su duelo contra Atlante.

Explicó que el departamento legal del club se encuentra en la federación para buscar solución a la falta de pagos por los problemas de la empresa Oceanografía, empresa del propietario de Gallos.

"Hay un departamento legal y me refiero a la cuestión con la Federación Mexicana de Futbol; en este momento nuestro representante legal está en México para ver cuáles son las situaciones y el apoyo que tenemos en todos los sentidos”, refirió.

El directivo considera que se ha especulado de más sobre el futuro de la institución por las dificultades del empresario Yáñez y negó que haya una resolución oficial al respecto.

"Se ha especulado mucho en la cuestión de la desafiliación, pero no es el camino. No tenemos información oficial de eso y no podemos decir nada, se ha especulado de que hay inversionistas y que el conjunto se ha vendido, pero nada es real hasta ahora”, declaró.

Por ello, aseguró que el equipo está listo para disputar la fecha 10 del Clausura 2014 contra el Atlante, en duelo importante para los Potros en su afán por no descender. "Estamos cubiertos para el viaje a Cancún, afortunadamente la gente con la que hemos trabajado nos ha echado la mano y nos han apoyado las empresas".

Explicó que para sostener esa versión del viaje a ese destino turístico existe la posibilidad de utilizar la fianza como último recurso, los cinco millones de dólares para pagar los sueldos de los jugadores, aunque no descartó que haya otras formas de hacerlo.

“El escenario más complicado sería el de usar la fianza para cubrir los gastos, pero estamos viendo las opciones que se puedan presentar", señaló Ríos, luego de la práctica del equipo este martes.

fdr