ATLANTA, 4 de marzo.- El seleccionador mexicano de fútbol, Miguel Herrera, cortó hoy de tajo con las críticas a su labor y al liderazgo de sus jugadores y declaró que está centrado en dar resultados en Brasil 2014.

"Vamos a cortar de tajo esa situación. Tenemos que enfocarnos más en lo que hay que hacer", declaró Herrera a la prensa sobre la polémica abierta por el técnico Tomás Boy y el delantero Cuauhtémoc Blanco.

Boy, del Atlas, dijo que los convocados vuelven a sus equipos con una carga excesiva de trabajo y llamó a Herrera "ingenuo" al creer que llegó al puesto de seleccionador con base en sus méritos deportivos.

Herrera apuntó que en estos casos "no hay dimes y diretes, ni nada" y que se centrará en lograr los resultados que se han marcado con la selección mexicana para el Mundial.

Tengo un Mundial por delante y él tiene que salvar a su equipo del descenso"

Así sostuvo que su colega debe dedicarse a trabajar con el Atlas, que lucha por su permanencia en primera división.

Herrera dio por superada también la polémica que Cuauhtémoc Blanco pretendió abrir al apuntar que hacen falta líderes en la selección y criticar a RafaelMárquez como un jugador sin las características para serlo.

El técnico dijo que él ha visto el comportamiento de Márquez en los partidos, también que en el vestuario, y agregó que es un jugador al que le tienen respeto, el cual se ha ganado con lo que hizo como jugador de nivel mundial.

Márquez, excapitán del Barcelona, dijo que Cuauhtémoc Blanco "no es serio" al hacer esos comentarios y que en ese sentido puede tener una misma opinión de él, porque tampoco lo vio nunca demostrar que tenía argumentos para ser líder del equipo. 

cmb