CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo.-Ken Griffey junior puso a volar la pelota como en sus mejores tiempos... y emocionó a los pequeños jugadores de la Liga de Beisbol Infantil Olmeca.

Griffey continuó con sus clínicas al lado de Joe Logan y Natasha Watley y ahí, además de pasar más de cinco horas con algunos  jugadores de la Liga Olmeca, al final se dio tiempo de tomar una práctica de bateo y superó por mucho la barda del campo de la categoría 15-16 años (mismas medidas que un campo profesional).

El exestrella de los Marineros de Seattle, junto con Logan y Natasha, separaron en grupos a los cerca de 50 peloteritos que participaron en esta práctica. La liga escogió para este ensayo a los jugadores más constantes en los entrenamientos.

“Creo que el nivel de beisbol infantil aquí (en México) es el mismo que en Estados Unidos; se ve que se trabaja muy bien y creo que aquí hay mucho futuro que puede pelear por estar en Grandes Ligas”, señaló el pelotero.

Casí al final de la práctica los tres equipos sostuvieron un partido con Logan como pitcher para todos.

Los jóvenes peloteros se turnaron para entrar a batear y cubrir el terreno de juego.

Ahí todos tuvieron oportunidad de demostrar su virtudes tanto a la defensiva como con el tolete.

Durante los partidos tuvieron oportunidad de bromear un poco con los peloteros, e incluso se creó polémica porque Logan, en un batazo a primera base, asistió al inicialista para completar la jugada de out en la almohadilla.

Logan también puso fuera a un jugador que corría por la segunda base al realizar un revire donde asistió bien el parador en corto para sorprender al corredor.

Tanto Logan como Natasha, que también practicó con niñas que juegan en el equipo de softbol,  se expresaron bien del talento de los peloteritos, con quienes tuvieron la posibilidad de interactuar.

“Yo creo que lo que le falta a los peloteros mexicanos es más exposición ante los equipos de Grandes Ligas y más oportunidades para poder llegar, hoy he visto que hay muy buen talento aquí”, señaló Logan.

“Su nivel (de las softbolistas) es muy bueno, creo que, si se lo proponen, pueden conseguir una beca en cualquier escuela en Estados Unidos, son muy competitivas”, añadió.

En la inauguración del evento estuvieron presentes, además de las autoridades de la Liga Olmeca, Plinio Escalante, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol, y Omar Canizales, titular de la Liga Mexicana del Pacífico.

Un poco más tarde hizo su arribó Earl Anthony Wayne, embajador de Estados Unidos en México, y uno de los principales promotores para que este evento se pudiera llevar a cabo.

Al final del suceso los peloteros más pequeños, que por su edad no tuvieron la oportunidad de participar de la práctica, pudieron estar un momento con las estrellas para pedirles un autógrafo y tomarse fotografías.

Sin presión por Cooperstown

En el 2016 será el primer periodo en el que Griffey, que cumplirá los cinco años  inactivo, será elegible para el Salón de la Fama.

“Yo sólo salí a jugar, siempre puse todo de mí para sobresalir y para mí eso es lo más importante, y no me preocupo por cosas que yo no puedo controlar”, aseveró.

Ken Griffey junior debutó en la temporada de 1989 con los Marineros de Seattle y jugó en una época  en donde el beisbol fue marcado por el uso de sustancias prohibidas, sin embargo él nunca dio positivo en ninguna prueba y tampoco fue señalado como consumidor.