ACAPULCO, 3 de marzo.- El presidente de Grupo Pegaso (empresa que organiza el AMT), Alejandro Burillo, firmó una extensión de contrato con uno de sus principales patrocinadores, HSBC, hasta 2020, y aseguró que el torneo se mantendrá en el puerto guerrerense.

 “No se muda el Abierto... de ninguna manera, esto nació aquí y se queda aquí. Este estado es mi segunda casa, esto es parte de Guerrero ya y nosotros somos parte de Guerrero”, expresó Burillo

Tras concluir el primer torneo que se jugó en cancha dura en la historia, el empresario se mostró optimista con el futuro del certamen que le dará a Acapulco una visión diferente y un nuevo mercado en el mundo, debido a las nacionalidades de los tenistas que acudieron.

“Fue una gran decisión la que hicimos a pesar de mi romanticismo con la arcilla, pero nos dio un nivel que no esperábamos, nos ha desbordado completamente el torneo”, dijo. “Hicimos un estadio de 2,500 personas y es insuficiente, el de 7,500 también y ese es un buen problema. Están viendo 150 países alrededor del mundo a este maravilloso puerto, entonces estamos muy contentos”.

La presencia de Andy Murray y la impresión que se llevó de Acapulco y del AMT, es algo que incluso puede ayudar al torneo para futuras ediciones.

“Andy se fue muy impresionado de Acapulco. Lo que se oye afuera no es lo que pasa aquí: la belleza de este puerto y la tranquilidad que estamos viviendo, vas a la playa, caminas, vas al mercado. (Lo que vivió Andy) va a repercutir en Europa, va a traer a su familia y es muy importante, porque ahora tenemos un mercado asiático, un mercado europeo, con esta superficie cambian muchas cosas. Antes tenías la armada argentina y a la española, ahora se abren otros horizontes.”

Incluso el cambio de superficie es algo que también podría beneficiar a los tenistas mexicanos, quienes a diferencia de generaciones anteriores, están acostumbrados a jugar en cancha dura.

 “Estamos muy contentos porque además tenemos un tiburón y un tigre”, expuso a manera de broma. “Tigre (Hank) nos dio una sorpresa muy agradable, y los muchachos de dobles (Miguel Reyes-Varela y César Tiburón Ramírez) también casi ganan. Estamos empezando a ver mexicanos y eso me da muchísimo gusto.”